¿Quién era el 'Ángel de la Muerte' y qué pasó con él?

Josef Mengele, médico de Auschwitz, se encargaba, entre otras tareas, de seleccionar quiénes morirían en las cámaras de gas

Mengele./
Mengele.
KAREL LÓPEZ

Josef Mengele es conocido, aún hoy, como el 'Ángel de la Muerte'. Responsable directo de miles de muertes durante la II Guerra Mundial, Mengele nació en 1911 en Günzburg (Baviera). Su familia era católica y de joven una característica brillaba por encima de las demás. Era muy inteligente. Pero no utilizó esa brillante mente precisamente para bien...

Un par de años antes de que diera comienzo la II Guerra Mundial, Mengele se afilió al Partido Nazi y en 1938, a las SS. En 1943, llegó a Auschwitz-Birkenau y allí fue donde realizó numerosos experimentos con seres humanos. Médico y antropólogo, Mengele llegó a ser el terror de los judios. Experimentó, sobre todo, con gemelos... En mente tenía una idea que compartía con Hitler: la superioridad de la raza aria.

Cuando los trenes llegaban cargados de personas al campo de concentración y exterminio, él seleccionaba uno por uno quién debía enfilar el camino a la muerte. Mengele decidía, tras un rápido y para nada en profundidad, quiénes estaban en condiciones de trabajar en el campo. A los que no veía con buenos ojos, los enviaba a la cámara de gas.

«El médico número uno del campo de concentración de Auschwitz (Josef Mengele) siempre está presente en el andén del ferrocarril a la llegada de cualquier convoy. Él es quien efectúa todas las selecciones», relata el médico judío Miklos Nyiszli, prisionero en Auschwitz y asistente del doctor Mengele, en sus memorias. «Los SS separan a los hombres de las mujeres y los niños que tienen menos de catorce años», continúa. «Noto que en el grupo de la izquierda envían a los viejos, personas con defectos, discapacitados y a las mujeres con niños menores de catorce años. El grupo de la izquierda comienza a caminar. Camina a paso muy lento, en fila de a cinco, custodiados por algunos SS. Después de unos minutos desaparecen detrás de unos árboles. Solo ahora entiendo lo que aquel día todavía no podía saber: el grupo de la izquierda, después de algunos minutos de marcha, atravesaba uno de los portones que conducían a los crematorios. Y desde allí no había regreso...»

Se escapó a tiempo

La II Guerra Mundial avanzó y la situación se fue complicando poco a poco para Alemania. Conocedores de la inmediata llegada del Ejército Rojo ruso, Mengele y varios oficiales más escaparon el 17 de enero de 1945 de Auschwitz. El 'Ángel de la Muerte' nunca fue juzgado por las atrocidades cometidas.

Primero huyó a Baviera, donde vivió cuatro años en la clandestinidad. Pero en 1949 tuvo que irse más lejos para evitar ser atrapado. Su destino fue la Argentina de Perón, lugar al que llegó con el nombre de Helmut Greger. También pasó por Paraguay cuando al frente estaba el dictador Stroessner.

Finalmente, en 1960, Mengele se trasladó a Brasil, donde casi dos décadas después falleció. Aunque Alemania Occidental pidió en varias ocasiones su extradición, él siempre evitaba ser detenido, evitando de este modo cualquier tipo de juicio.

Sus últimos años

El Mossad, servicio de inteligencia israelí, trató de detener a Mengele, pero no lo logró. Se puede decir que los últimos años de vida del doctor nazi fueron tranquilos y que nunca pagó por sus crímenes. El 'Ángel de la Muerte' llegó a Brasil, donde murió en 1979 mientras se bañaba en la playa de la Ensenada (Bertioga). Todavía a día de hoy se desconocen las causas exactas de su fallecimiento.

Lo cierto es que la playa estaba prácticamente vacía en el momento de su muerte. El informe policial destaca que murió a causa de un ahogamiento y una parada cardiaca mientras se encontraba en el agua. Mengele fue enterrado en Embu das Artes, una pequeña localidad brasileña, con la falsa identidad de Wolfgang Gerhard.

Seis años después de su muerte, la policía alemana registró la casa de Hans Sedlmeier, gran amigo del médico alemán. Entre otros valiosos documentos, se hallaron cartas de Liselotte Bossert en las que se detallaba que Mengele había fallecido. Bossert fue hallado por la policía brasileña y este les contó dónde se encontraba enterrado el cuerpo del doctor nazi. Sus restos fueron exhumados en junio de 1985 y, sobre todo, su característica dentadura demostró que el cuerpo era el de Josef Mengele. Días después, su hijo Rulf admitió que era el cuerpo de su padre.

En 1992, gracias a los avances científicos, se le realizó una prueba de ADN. Se confirmó lo que era un secreto a voces. Mengele había fallecido años atrás en Brasil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos