El móvil permitió hallar el cuerpo sin vida de Aitor Basabe en un bosque de Llanes

El móvil permitió hallar el cuerpo sin vida de Aitor Basabe en un bosque de Llanes

La Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis, a la espera del informe forense del Instituto de Medicina Legal de Oviedo

FERMIN APEZTEGUIA

La muerte del responsable de cocina del restaurante Arbolagaña, el reconocido cocinero vasco Aitor Basabe (Bilbao 1968), continúa siendo una incógnita. Su cuerpo sin vida fue localizado durante las primeras horas de la pasada Nochebuena en un bosque de Llanes conocido como el Valle Oscuro. Las coordenadas de su teléfono móvil permitieron hallar su cadáver en una zona boscosa que sitúa entre las parroquias de La Borbolla y Puertas de Vidiago.

Muy cerca del fallecido también fue encontrado su vehículo personal, del que ayer se hizo cargo un familiar. La Guardia Civil baraja la hipótesis del suicidio como causa de la muerte, pero nada aún es definitivo hasta que se conozca el resultado de la autopsia, que está siendo practicada en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo. El instituto armado tampoco descarta que la muerte se produjera no la noche del 23 al 24, sino unos días antes.

Los trabajadores del Arbolagaña, entre quienes figura la viuda del restaurador, Ana Larrea, responsable de la sala, se limitaron ayer a reconocer que se encuentran «hundidos» ante la muerte del chef que ha llevado desde 2001 las riendas del local. En estos años, el restaurante del Museo de Bellas Artes de Bilbao se ha hecho famoso por su peculiar tratamiento del foie, los arroces y, sobre todo, por las setas y pescados, de cuya recolección, captura y preparado Basabe estaba considerado como un auténtico especialista.

Su desaparición fue denunciada ante la Ertzaintza, que utilizó las coordenadas del teléfono móvil del restaurador para determinar que su cuerpo podría estar situado en el oriente asturiano. Alertada de la situación, la Guardia Civil puso en marcha el operativo de búsqueda pasadas las tres de la madrugada, cuando recibió el aviso. El vehículo del cocinero apareció poco después, en la carretera AS-343, una vía utilizada habitualmente por vehículos del sector maderista. El cadáver fue hallado poco después.

Formado en la Escuela de Hostelería de Galdakao, Aitor Basabe comenzó su carrera profesional en el restaurante San Román de Escalante, de donde saltó al Gozko Etxe de Loiu, en 1997; y de ahí, al Arbolagaña. Grandes restauradores, como David de Jorge, Fernando Canales y Aitor Elizegi, lamentaron su pérdida. «Era un gigante de curiosidad eterna y latido lento», dijo el chef de Bascook. Unos y otros destacaron su enorme humanidad y dotes únicas para el manejo de los fogones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos