Las nuevas tecnologías disparan la difusión de escenas de sexo en zonas turísticas

Jóvenes turistas ingleses salen de fiesta por Magaluf/
Jóvenes turistas ingleses salen de fiesta por Magaluf

Son muchos los vecinos que muestran su indignación por este tipo de situaciones que aseguran se repiten a diario en numerosos lugares públicos

ATLAS

Sexo explícito en medio de un concierto de música electrónica en Adeje, al sur de Tenerife. Ese es el contenido del vídeo que está circulando estos días por las redes sociales y de mensajería instantánea y que ha puesto en tela de juicio el tipo de turismo que llega estos días a las islas Canarias.

Son muchos los vecinos que muestran su indignación por este tipo de situaciones que aseguran se repiten a diario en numerosos lugares públicos. Turismo casi sin límites que también se repite en varios puntos de las islas Baleares y en la Comunidad Valenciana.

En Benidorm varias asociaciones vecinales llevan años denunciando el exceso de ruido en fiestas y escenas de sexo en público, a plena luz del día, ya sea en locales o en la misma calle, y que en muchas ocasiones está acompañado por alcohol y otras sustancias. Escenas que surgen del propio desmadre que comparten ese tipo de jóvenes o que se fomentan, en casos muy concretos, desde los propios locales.

Así se podía comprobar recientemente en una discoteca de Magaluf, en Mallorca, en la que una joven practicaba sexo oral a cambio de alcohol gratis. Sobre ese local pesa ahora una orden de cierre durante 12 meses y una multa de 55.000 euros que no se han hecho efectivas al estar abierto aún el período de alegaciones.