Una sí, una no, una sí...

Una sí, una no, una sí...
PEDRO MARTÍNEZ

Una vez finalizado el verano, toca repasar las inmediaciones de las playas. El enrejado de los jardines de Ondarreta presenta un severo deterioro en algunos de los parterres, posible objeto de una acción vandálica, aunque también es un lugar habitual donde los ciclistas candan las bicicletas. Además un mal aspecto, el actual estado de la zona supone un riesgo para los viandantes.