Tres de cada diez usuarios de la OTA pagan la tarifa con el móvil mientras cae el uso de metálico

El pago de la OTA con el móvil se hace cada vez más hueco./A. M.
El pago de la OTA con el móvil se hace cada vez más hueco. / A. M.

Arana (PNV) destaca la comodidad y la opción de recuperar dinero por desaparcar como las claves para que cada vez más gente utilice la app

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

Empezó como algo testimonial, pero en cuestión de dos años el pago de la OTA mediante el móvil se ha hecho un hueco importante entre los usuarios. A día de hoy, ya son tres de cada diez las personas que, de media, deciden pagar la tarifa por aparcar en zonas de estacionamiento regulado a través de la aplicación 'El Parking', superando a la opción de pago con tarjeta. Eso sí, sigue imponiéndose el uso de dinero en metálico, aunque se trata de una opción que poco a poco va perdiendo adeptos.

El sistema de pago desde el móvil se implantó en la ciudad a finales de noviembre de 2015. Para utilizarlo sólo es necesario descargarse esta app, disponible para Android e IOS. El usuario debe registrarse e introducir un método de pago con el que recargar el saldo disponible en su cuenta para pagar, de manera similar a la tarjeta monedero. La propia aplicación memoriza la matrícula del vehículo para posteriores operaciones y detecta mediante la geolocalización la zona de estacionamiento en la que se encuentra el vehículo, aplicando la tarifa correspondiente -verde, azul o roja-.

Una de las mayores ventajas de este sistema de pago es que el conductor puede ajustar el importe al tiempo exacto de estacionamiento que vaya a utilizar. Es decir, se puede aumentar el tiempo -dentro de lo permitido por la tarifa- desde cualquier lugar, sin tener que acudir de nuevo al parquímetro. O, por el contrario, utilizar la opción de «desaparcar» -en la terminología de la aplicación- y reducir el tiempo, recuperando en el saldo el importe que no se ha consumido.

La evolución

Pago con el móvil
Arrancó a finales de noviembre de 2015. Al principio su uso era testimonial, ahora representa el 30% del total.
Pago en metálico
Sigue siendo la opción preferida de los usuarios, pero ha caído de un 75% a un 55% de los usuarios.
Pago con tarjeta
Era la opción utilizada por el 25% de los usuarios a finales de 2015 y a día de hoy desciende al 15%.

«Se podría decir que la comodidad es, sin duda, una de las claves para que poco a poco más gente se anime a utilizar esta modalidad de pago», señala la concejala de Movilidad, Pilar Arana. En este sentido, destaca que la tendencia al alza de este sistema no tiene pinta de que vaya a detenerse. «Además es seguro y fácil de usar», añade.

El pago con dinero metálico sigue siendo la opción preferente, siendo el 55% de los usuarios los que se decantan por esta opción. Por su parte, los usuarios de tarjeta bancaria se quedan en un 15%. A finales de 2015, justo antes de que estos tres sistemas empezaran a convivir, el pago en metálico era la opción elegida por el 75% y la tarjeta por el 25% restante.

 

Fotos

Vídeos