«Tocas blues en Altxerri y mascas el silencio de la gente que calla y escucha»

Donde se escucha el silencio del público. Gorka en Altxerri./ARIZMENDI
Donde se escucha el silencio del público. Gorka en Altxerri. / ARIZMENDI

Gorka Azpiroz 'Mr. Mojo Risin, keep on rising'....

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

Llega al Kiskurra en compañía de Jon Aira, el bajo del grupo al que pertenece, Mojo Hand. Llega en plena promoción de su primer disco, editado por Gaztelupeko Hotsak y grabado en Pottoko el estudio de un gran ingeniero de sonido y hammondista sin igual, Fredi Peláez. Llega Gorka, hermano de Mikel y sobrino de uno de los grandes de la historia del motociclismo guipuzcoano, Alberto Gaskue. Gorka es director de arte en una agencia de comunicación y el orgulloso propietario de una Honda Shadow 750 y de un Faeton 750, un yate-lancha de ocho metros de eslora para cuyo gobierno se ha sacado hace nada el título. Los Mojo tuvieron concierto el sábado.

- Sí.

- ¿?

- Quiero nombres de las damas del blues. A los blueseros hombres los conocemos bien: B.B. King, Muddy Waters, Billy Davis, Hendrix...

- Una vez honrada la memoria de Aretha Franklin, hemos de citar a Sugar Pie Desanto, fascinante cantante de rhythm-and-blues filipino-neoyorquina que llena el blues de unos matices increíbles. No menos inolvidable es Sister Rosetta. Influyó en gente como Little Richard, Johnny Cash, Chuck Berry, Presley o Jerry Lee Lewis. Se la llegó a llamar 'Original Soul Sister'. Fue grandiosa en el gospel pero ya en los 40 su acompañamiento musical era un... proto rock and roll. Seguro que la has visto alguna vez. Y en pantalla grande.

- ¿Tú crees?

- Sin duda. Salía en el filme 'Amélie'. Estaba en la tele. Era una mujer negra con una guitarra. Porque Sister Rosetta tocaba la guitarra, vaya sí lo hacía. Una Gibson. De Arkansas a París. Si quieres podemos mentar a una bluesera de aquí y ahora.

- Será un placer saber de ella.

- Es Noa, la vocalista de un grupo que huele y sabe a blues y cerveza de la buena, Voll Damn And The Hell Drinkers. Tiene disco, caña y actitud. Una de sus canciones es la mítica 'Got My Mojo Working'.

- Tenía que aparecer el 'Mojo' en algún momento si me estoy tomando unas cañas con dos blueseros de pro. ¿Qué rayos es? Porque no hablamos del picón canario...

- Pues francamente, no. De hecho, ahí arriba junto a mi nombre has puesto una línea famosísima de una canción de los Doors, 'L.A. Woman', una línea que dice exactamente: 'Mr. Mojo Risin', got to keep on risin. Risin, risin. Come on risin, risin'. Tiene unas connotaciones sexuales de lo más potentes pero al principio, al principio, el Mojo, el Mojo Hand era un amuleto, un amuleto de vudú.

AGORTUA/SOLD OUT

Se vendieron todos:
Y más. Tras el concierto de Mojo Han el sábado en Altxerri («nuestra casa, habremos hecho aquí el 50% de nuestras actuaciones»...) se agotaron todos los discos puestos a la venta. Queda alguno en el estudio y en el local de ensayo. Habrá reedición.

- Vaya...

- Se trata de unos saquitos de tela o de piel rellenos con toda clase de objetos según el deseo que ansíes conseguir. En la bolsa suele ponerse hierbas medicinales o mágicas, una carta de póker, dados, un billete, un diente de cocodrilo o una pata de conejo. En los conjuros más oscuros, hasta una mano de... muerto .

- Interesante...

- Hay una canción de Sam 'Lightnin' Hopkins que se titula así, 'Mojo Hand' y cuenta claramente que Sam se va a Louisiana a pillar una de esas bolsitas para hacerle un hechizo, un amarre de amor, a su esposa y que nunca se desenamore de él ni se enamore de otro hombre...

- Pero en el blues la expresión tendrá, también, otro rollo, ¿no?

- Ya hemos comentado que ha evolucionado hasta una connotación sexual poderosa pero en realidad yo diría que el mojo para blueseros y blueseras es algo tan difícil de definir pero tan real como el 'duende' para y en el flamenco. Lo tienes o no lo tienes, funciona o no funciona: 'Got My Mojo Working'...

- Creo que la careta de tu móvil es una imagen de Hendrix; creo que estáis orgullosos en el grupo de que vuestra guitarra tenga, precisamente, un 'sonido Jimi'... Ha llegado el momento de citar al zurdo más grande del rock.

- Claro que una banda de blues suena mejor si su guitarra eléctrica imprime a su sonido clásico un toque Hendrix. Jimi revolucionó el blues de cuajo... a partir y a través del rock. Eso es algo que se aprende en primer curso de las escuelas de blues.

- ¿Hay escuelas de blues en el mundo?

- Mismamente en el número 36 de la calle Matilde Hernández de Madrid. Desde 2011, vale, el blues fue de calle y tugurio pero ahora se puede aprender en una escuela. No en un conservatorio estructurado, formalista y con currículos que cumplir durante el curso. Pero sí con buenos maestros. Y mucho mojo.

- En vuestro disco, entre los 11 temas, soberbios standars de B.B. King, Sammy Taylor o Berry habéis incluido uno propio, 'Dead Husband'. Firmado por ti, por Jon, por Fernando Neira el bajo, Arancegui el batería y Paul San Martín.

- Lo hemos hecho con sumo respeto. Somos relativamente nuevos en este universo. No puedes entrar hasta la cocina rompiendo platos y huevos. De los 11 temas diez son clásicos porque antes de intentar revolucionar el blues creyéndote Jimi tienes que saber... hacer la tortilla.

- Cambiando de sentido la charla, esa Honfa Custom que tienes no es tu primera moto...

- No. La anterior me la hice yo mismo a partir de otra Honda que transformé en una 'Dirt track'. La puse ruedas que patinasen un poco para correr menos. Pero aun así y todo... corría. Esta me la he comprado por lo contrario... para no correr

- Capitán piloto, ¿cómo se siente el mar desde tu Faeton 750?

- Como si penetraras en la noche. No es nuestro hábitat natural y adentrarte en él es eso: hacerlo en la más inquietante oscuridad.