La tarjeta de transporte se consolida

La tarjeta de transporte se consolida

Cerca del 93% de los usuarios del autobús urbano de Donostia pagan el viaje utilizando la Mugi, Bat o Barik

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

Los conductores de autobús ya casi ni recuerdan los tiempos en los que tenían que preocuparse por tener cambio cuando los pasajeros pagaban con monedas el billete para viajar. Todavía hay quien lo sigue haciendo, sea por el motivo que sea. Aunque en el caso de San Sebastián, eso ya es algo residual. A día de hoy cerca del 93% de los viajes que se hacen en Dbus se pagan utilizando una tarjeta de transporte -según datos de la compañía referidos al primer semestre del año-. La más habitual es la tarjeta Mugi, aunque también los hay que utilizan la Bat de Álava o la Barik de Bizkaia, que desde hace un par de años sirven en la red de transporte de autobús donostiarra.

Las cifras son prácticamente iguales a las ofrecidas en el primer semestre del año pasado, lo que demuestra que este método está ya más que asentado. El pago en Dbus con las antiguas tarjetas de Lurraldebus -hoy Mugi- se empezó a poder aplicar desde diciembre de 2008.

Continúa la caída de usuarios de las tarjetas Mugi anónimas

También se han notado incrementos el número de usuarios de la tarjeta ordinaria, sobre todo desde que en 2017 se aprobaran las nuevas tarifas que discriminaban por precio el uso de la tarjeta anónima frente a la ordinaria. Este trasvase de usuarios de una forma de pago a la otra ha continuado en 2019, aunque de forma menos pronunciada.

Durante el primer semestre de este año, el total de viajes realizados con tarjetas Mugi ha sido de 12.566.322, de los cuales un 8,49% han sido realizados con tarjeta anónima. Mientras que en el mismo periodo del 2016, 2017 y 2018 el uso de este modelo fue del 14,14%, 13,41% y del 10,04% respectivamente.

Éxito de la interoperabilidad

El sistema Mugi está operativo en la mayoría del transporte público del territorio guipuzcoano. Y a estas alturas nadie duda de que esa interoperabilidad es clave de éxito. También a nivel autonómico. En el caso de San Sebastián, Dbus permite desde 2017 que el pago sea realizado también con las tarjetas de transporte Bat y Barik, de forma que nuestros vecinos vizcaínos y alaveses no tengan que estar cambiando de sistema si vienen a visitarnos o a pasar temporadas, como es el caso de muchos estudiantes universitarios.

El uso de Bat y Barik en Dbus se ha incrementado en casi un 50% en el primer semetre de 2019

Abrir esta posibilidad también puede definirse como acierto. El uso de Bat y Barik en Dbus se ha incrementado aproximadamente en el primer semestre de este 2019 en un 50% respecto al mismo periodo del año anterior. En el primer semestre de 2019 se han contabilizado 50.425 viajes con estas tarjetas, mientras que entre enero y junio del año pasado la cifra fue de 33.647 viajes. La cantidad de viajes registrados con estos dos sistemas representa un 0,3% de los viajes que se llevaron a cabo en este periodo en todos los servicios de Dbus.

El proyecto de interoperabilidad en Dbus comenzó el 13 de febrero de 2017 en la línea 45-Estaciones Renfe-Bus-Antiguo-Aiete. Desde entonces, semana a semana se fue extendiendo al resto de líneas hasta que el 30 de marzo de aquel año finalizó la implantación en todos los servicios de San Sebastián.

De todos los usos que se hacen con estas dos tarjetas, con Barik se realizan el 81% de ellos y con Bat el 19% restante.