Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«Tapicé el Seat 600, viajé a Pakistán y vendí alfombras de la Real Fábrica»

Acaso José Antonio esté sobre una alfombra voladora. El maestro tapicero y sus tesoros./LUIS MICHELENA
Acaso José Antonio esté sobre una alfombra voladora. El maestro tapicero y sus tesoros. / LUIS MICHELENA

José Antonio Soliño ya era tapicero antes del 15 de mayo de 1963

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

El 23 de abril José Antonio se jubila. A los 76 años. Un poco antes, Alfombras y Revestimientos Soliño cerrará sus puertas en el 17 de Secundino Esnaola. Todas las existencias tienen que desaparecer, así que estos días esa zona parece un auténtico bazar de tapices voladores donde compradores y vendedores cierran tratos sobre pieles y estampados. Tapicerías Soliño de Avenida de Navarra continuará a pie de cañón.