Apurua, una sidrería lagar que invita al txotx en Donostia

Un caserío histórico situado en el Boulevard recrea la historia de Donostia como capital de la sidra

Kirikoketa con la que se inauguró el V Sagardo Apurua este jueves en el Boulevard./Mónica Rivero
Kirikoketa con la que se inauguró el V Sagardo Apurua este jueves en el Boulevard. / Mónica Rivero
Iker Marín
IKER MARÍNSan Sebastián

«Kirikoketa, kirikoketa, kirikoketa, koketa, koketa, sagarra jo dela, sagarra jo dela, sagarra jo dela, jo dela, jo dela». Fueron los componentes de Jo ala Jo Taldea de Arizkun los que con esta canción, acompañada de su correspondiente Sagar Dantza, inauguraron este jueves la V Sagardo Apurua en el Boulevard donostiarra. El nombre de Kirikoketa proviene del instrumento que se tocaba al finalizar el prensado de manzanas para la producción de sidra. Acción que también se realizó hoy para elaborar el mosto que se ofreció a las decenas de personas que participaron en la fiesta. Con este acto simbólico Sagardo Route-Asociación de Sidrerías de Gipuzkoa dio inicio a un evento, que se prolongará hasta el domingo y que busca recrear en plena Parte Vieja de San Sebastián el aspecto que tenían antiguamente las sidrerías y caseríos vascos en Donostia.

El término Sagardo Apurua es un concepto antiguo que se utilizaba para «invitar a la gente a degustar la nueva sidra en las mismas sidrerías antes del inicio de la temporada», explica Amaia Zubeldia, portavoz de la Asociación de Sidra Natural de Gipuzkoa. Durante los próximos tres días los visitantes podrán degustar en el antiguo caserío reconstruido instalado en el Boulevard, y llamado 'Apurua', «71 variedades de sidra de 41 sagardotegis de Euskal Herria», anuncia. Habrá catas, maridajes, concurso de pintxos, romería, talleres para niños, herri kirolak, una comida maridaje en representación de los siete territorios vascos y la presentación de la nueva cosecha 2018 que se va a celebrar este sábado a cargo de las asociaciones de sidrerías de Bizkaia, Araba, Nafarroa, Iparralde y Gipuzkoa. También se harán públicos los nuevos proyectos de Sagardoa Route. «En este caso se presentará una nueva herramienta que permitirá reservar automáticamente mesa en una sidrería a través de la web www.sagardoa.eus».

Donostia ha sido la capital de la sidra durante muchos siglos, -«la Parte Vieja albergaba más de 100 sidrerías», recuerda Zubeldia- y el objetivo de esta celebración es escenificar el ambiente que se vivía entonces. Un propósito que parece que están logrando los organizadores ya que, sobre todo, los turistas que pasan el puente festivo en Donostia «alucinan» con el montaje. «Muchos entran a preguntar, participan en las catas y llegan con las visitas guiadas organizadas», asegura Amaia Zubeldia. Sí que han notado los responsables de Gipuzkoako Sagardogileen Elkartea que la cultura del «txotx» es cada vez más conocida fuera de Euskadi. «Un buen número de turistas reconocen haber estado en nuestras sidrerías y conocer parte de nuestra historia», señalan desde la agrupación de sidreros.

Tres momentos de la apertura del V Sagardo Apurua. / Mónica Rivero

La fiesta vivida este mediodía en el Boulevard tuvo su inicio por la mañana en Astigarraga. Desde allí, la sidra recién elaborada de la cosecha 2018, fue transportada a través del río Urumea hasta la altura de la Estación del Norte donostiarra. Para ello utilizaron un 'ala', una antigua embarcación para el transporte de la sidra, construida por la factoría marítima Albaola de Pasaia dentro del proyecto conocido como 'Urumea, el río de la sidra', y promovido en su día por las sidrerías Lizeaga y Petritegi. Tras llegar a Donostia, las seis kupelas de sidra fueron descargadas y mediante un par de bueyes y varios burros fueron llevadas en alegre kalejira hasta el caserío lagar ubicado en la Parte Vieja.

 

Fotos

Vídeos