«Para sentirse amado es necesario amarse a uno mismo»

Hay un malestar primordial. «La necesidad básica del ser humano es sentirse amado y para ello primero tiene que amarse a sí mismo», explica Barrenechea. «Esto no es fácil. Ése es el fondo de nuestro malestar».

Lo más importante que ha descubierto con el psicoanálisis es «la existencia del inconsciente», dice. «Poder entender el propio funcionamiento mental le permite a uno ser más tolerante consigo mismo, y poder desdramatizar lo que en otros tiempos resultaba insoportable».

Los problemas llegan. «Cuando el individuo no ha podido constituir una identidad fuerte, lo que puede pensar el otro, la sociedad, resulta devastador. Si los padres siguen idealizados o temidos, como en la infancia, no nos queda mucha libertad para organizar un proyecto de vida».

Se trata de avanzar. «El quid está en cómo llegar al equilibrio entre pulsiones agresivas y sexuales y un comportamiento cívico adecuado. A cada uno le queda el trabajo de asomarse a su propia agresividad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos