Una prueba de fuego

DV

Si tradicionalmente las pirotecnias echan la casa por la ventana en la traca final, la obligación de lanzar como mínimo los dos primeros minutos desde la plataforma de la bahía parece que está convirtiendo en tendencia la 'traca inicial'. Y demostrando, de paso, que no es sencillo resolver la transición entre ambas zonas de tiro. La pirotecnia francesa Ciels en Fête, que superó la prueba de fuego de La Concha, destacó por cómo resolvió, con generosidad en el material y propuestas bastante vistosas, el arranque y el final de su colección.