La pirotecnia Scarsella Fireworks derrocha originalidad en su debut en el concurso de fuegos

La pirotecnia Scarsella Fireworks derrocha originalidad en su debut en el concurso de fuegos

La empresa italiana se ha esforzado por complacer al jurado y al público donostiarra en su primera participación el concurso de Aste Nagusia

SONIA ARRIETA

La pirotecnia italiana Scarsella Fireworks se ha convertido en la protagonista este lunes por la noche en el Concurso Internacional de Fuegos de Semana Grande. Ha sido la primera vez que participa en un certamen en el que han estado presentes muchas pirotecnias de su país. Algunas, Bruscella Bartolomeo o Parente, tercera el pasado año, han dejado su huella también en el palmarés.

Tal como lo hicieron el domingo los franceses de Ciels en Fête, a los que como a todos se les podrán poner pegas, pero no reprochar que fueran cicateros con el material, Scarsella Fireworks se ha esforzado por complacer al jurado y al público donostiarra en su primera participación el concurso de Aste Nagusia. Con unos fuegos en los que han destacado algunas tonalidades muy vivas y un planteamiento con personalidad propia, han desplegado una tarjeta de presentación que, como todas las demás colecciones, ha quedado a la espera del veredicto del público y el jurado.

Scarsella Fireworks fue fundada en 1969 por Giuseppe Scarsella y su amigo y socio Francazzi. Instalaron su primera planta en Alatri, una localidad de la región del Lacio, en la zona central de Italia.

Scarsella Fireworks sigue en manos de la familia del fundador, y este año celebra sus bodas de oro en plena crecimiento, ya que tras varias expansiones y adquisiciones ha añadido una segunda sede a la inicial de Alatri. La empresa, habitual en muchos concursos y fiestas populares de Italia, «se ha consolidado en el diseño, ejecución y producción de fuegos artificiales de alto nivel y calidad».

La empresa basa sus propuestas en tres valores: la audacia, la creatividad y la precisión. En ese sentido, admiten su gusto por el riesgo, que forma «parte de nuestro ADN». En lo que respecta a la creatividad, aseguran que para sus espectáculos «exploran los límites de la fantasía» impulsados por «la naturaleza, el arte y la riqueza cultural del mundo».

Finalmente, completan su declaración de intenciones afirmando que «la belleza de un espectáculo de fuegos artificiales reside sobre todo en la finura de su ejecución, la fluidez de sus escenas y la variedad de formas y colores ... La combinación correcta de efectos y la precisión del escenario crean la alquimia de la emoción y la poesía».

Este martes toca el turno de la pirotecnia madrileña, aunque con corazón valenciano, Vulcano. En 2014 quedó tercera en su debut en Donostia y en la actualidad es la empresa líder en la Comunidad de Madrid.