Se va el pirata y llega un jinete nuevo

Padilla, el pirata con el cuerpo rehecho a costurones y el alma entera se despide de Illumbe. / JOSÉ USOZ
Padilla, el pirata con el cuerpo rehecho a costurones y el alma entera se despide de Illumbe. / JOSÉ USOZ

Illunbe celebra sus 20 años taurinos despidiéndose de Padilla y recibiendo a Guillermo Hermoso de Mendoza |

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

C uatro corridas de toros y una de rejones. Dos toreros a caballo, 12 maestros de la espada a pie. Un sobresaliente, el siempre excelente David Saleri. Tres hierros de rejoneo. Seis ganaderías de toro bravo, de ese que acude al caballo, va a las banderillas y humilla con orgullo ante y en la capa. Esos, más las correspondientes y soberbias cuadrillas de cada uno de los lidiadores son los poderes de la vigésima Feria de Illunbe, la plaza de 11.000 localidades, diez tendidos y 26 filas en cada uno de ellos

De hoy, 11 de agosto de 2018, festividad de Santa Clara de Asis y del 'Artillero dale fuego', al miércoles 15, el día de La Virgen, cuando todos los lugares están de fiesta grande. Comienza con un mano a mano al galope, al quiebro, al desafío que tiene algo de alternativa y mucho de presentación de un joven jinete en la plaza. Pablo Hermoso de Mendoza, el estellés que el siglo pasado revolucionó el concepto mismo del toreo a caballo, compartirá albero con su hijo (suyo y de Miren Tardienta) Guillermo, mellizo de Paula, que cumplirá 19 años el próximo lunes 13 y debutó en 2017, por los alrededores de aquí y en la Francia taurina, en Mejanés. Atención a los corceles del joven caballero. 'Ágora', 'Alquimista', 'Barrabás', 'California', 'Intruso', 'Churumay', 'Jíbaro', Sherpa', 'Napoleón'. Algunos son de origen luso-anglo-árabe y hay un hermoso alazán hijo de 'Silveti' para las banderillas.

Cuadra poderosa para el rejoneador aún no veinteañero. Padre , hijo y sus caballos citarán y cabriolearán frente a tres toros y tres novillos de tres hierros de una misma ganadería. Lo seis son parte del sueño ganadero de un torero que hizo historia, Pedro Gutiérrez Moya. De uno de ellos es titular su esposa, Carmen Lorenzo. Desde 1973. Del de divisa azul celeste y oro (San Pelayo), su hija Verónica, y él, el torero, del hierro que lleva su nombre 'El Capea'. Toros briosos y con fondo para no perderles el ritmo ni el aire a los caballos de Guillermo y Pablo.

Mañana domingo, en la segunda corrida de abono de Illunbe 2018 se lidiarán toros de la ganadería que trinfó a lo grande en este coso la temporada pasada porque presentó seis toros de mucho poder, casta y trapío: 'El Parralejo', con finca y dehesa en Zufre, Huelva. Es ganadería joven y valiente formada en 2007 con 51 vacas de origen directo de Jandilla y 74 de Fuente Ymbro más cuatro sementales, dos de cada hierro.

Tres interesantes toreros se enfrentarán a ellos. De Curro Díaz cuentan las crónicas que el 14 de julio realizó en Manzanares una faena plena de empaque, temple, enjundia, gracia toreadora y verdad. López Simón sufrió un tremendo volteretón en sanfermines pero se arrimó tanto y tan bien que el público de Pamplona le concedio una oreja de su Fuente Ymbro castaño. A Luis David Adame le cogió el toro en Istres, Francia , hace menos de un mes pero la cornada en el muslo no detiene a ese mexicano que conquistase el premio Concha de Oro de Illunbe el año pasado.

Estrenando ganadería

Lunes 13. Cartel de rutilantes figuras del toreo: Antonio Ferrera, que la temporada pasada, afirman los cronistas, revolucionó Las Ventas y La Maestranza. Ibicenco del 78, vive en una finca extremeña. Solo pero bien acompañado por su perra, gallinas, pájaros, caballos y una ganadería de toros bravos. Sebastián Castella sigue siendo Sebastián Castella así que pasen las temporadas y las faenas. En su web luce un terno hermosísimo en catafalco y gris con una estrella de David bordada. No triunfó el catalán Ginés Marín la tarde que en Pamplona arrasaron Roca Rey y Ferrera así que vendrá a por todas este lunes, día de la presentación en Illunbe de una ganadería que ha aceptado participar el miércoles en el VI Desafío Ganasdero de Málaga, la de Santiago Domecq. Sus toros, dicen, despliegan trapío.

El martes 14 aparecen en cartel para enfrentarse a las reses de Victoriano del Río y de su otro hierro, los Toros de Cortés, de divisa pajiza encarnada, el veteranísimo Enrique Ponce y ese Cayetano que se perdió su corrida en las Fallas por una lesión en el escafoides de su mano izquierda. Pero lo que todo Illunbe espera para esa Víspera es la entrada triunfal en el ruedo del nuevo Emperador del Perú: Roca Rey, aclamado auténtico Señor de Pamplona el 10 de julio cuando, vestido de blanco y plata, logró tres orejas de sus Nuñez del Cuvillo y salió a hombros en olor y loor de multitudes.

La Feria de Illunbe de este 2018 terminará el miércoles con los toros de Garcigrande, que lloran el fallecimiento a principios de año de su ganadero Domingo Hernández al que inoculó la pasión por la res brava su esposa, Concha Escolar, miembro de una excelente e historiada dinastia de criadores, los hijos del popular Pepe Pichorronco. Comparte ese origen ganadero con José Escolar Gil, cuyos torios no suelen andarse con chiquitas por la Estafeta .

El torero de 'Murualto'

La terna de toreros para la última corrida de abono de Illunbe 2018 tiene mucho cuajo y enjundia; un Juli poderoso, en plena posesión de sus facultades como figura y como lidiador. Han pasado ya 23 años de aquella famosísima faena suya de Chinchón, aquella en la que era un chamaco de 14 años. El vídeo que dejó constancia de ella sigue recibiendo visitas en la red. El jueves 9 había alcanzado la cifra de 179.419.

Junto a él en el paseillo del miércoles, Manzanares. Ayer toreó en el Puerto de Santa María junto a Roca Rey y el martes lo hará en Gijón, también toros de Garcigrande, también con El Juli. Dicen del hijo de aquel gran torero mediterráneo, que ha estado excelso al natural en Pontevedra hace menos de cinco tardes.

Pero la última tarde de la Feria de Ilunbe 2018 será inolvidable porque representará la despedida del coso donostiarra del torero que el 20 de agosto de 2005 supo ver y puso en relieve lo mucho bueno de un toro de Victorino Martín, el número 170, el de 538 kilos de peso. 'Muroalto', naturalmente. Y el torero era, es y será por siempre Juan José Padilla, el irrefrenable, irresistible y respetadísimo 'Ciclón de Jerez'. '¡Padilla maravilla!' llevan años cantándole en Pamplona donde tantas veces no solo ha hecho elpaseillo sino corrido en el encierro.

Padilla se ha ganado el puesto donde ha llegado a pulso, sangre y dolor. La cogida aquí, marzo de 2001, prendido por el cuello en una porta gayola, está en mente de todos los aficionados que, emocionados, se despedirán de un buen torero, de un pirata sin miedo, de un ser humano entero. Illumbe comienza recibiendo a un joven caballero y termina con el homenaje a un veterano de raíz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos