El 65% de las paradas a demanda del verano se han pedido en las fiestas

Donostibus incrementó sus viajeros en un 1,47% en la Aste Nagusia respecto a la misma semana del año anterior

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

En una semana complicada desde el punto de vista de la seguridad, las mujeres han multiplicado las solicitudes de paradas a demanda en los búhos de Donostibus. Este servicio, que comenzó a funcionar a finales de junio en la línea nocturna que circula por la parte alta del Antiguo, ha recibido solo 38 peticiones y 25 de ellas (el 65% del total) se han registrado durante la Aste Nagusia.

Este servicio se puso en marcha de forma experimental el pasado 29 de junio y solo en una línea nocturna, la B8, que da servicio a la parte alta del barrio del Antiguo. Tanto las mujeres como los menores de edad pueden solicitar al conductor del autobús bajarse fuera de las paradas oficiales con el objetivo de reducir la distancia a recorrer a pie hasta el portal de su casa.

La línea B8, como el conjunto de los búhos, realiza su servicio a partir de la medianoche de los viernes, sábados y vísperas de festivos, aunque durante la Semana Grande la compañía ha ampliado estos servicios a todos los días de la semana. Esta circunstancia, las dificultades para moverse con vehículo privado, los controles de alcoholemia y y el eco que han tenido las agresiones y abusos sexuales denunciados por mujeres han contribuido a aumentar las peticiones para aprovechar esta nueva posibilidad de transporte seguro que se pone a disposición de los colectivos más vulnerables.

El servicio no se puede demandar en todo el recorrido sino solo en tres tramos de la línea, que coinciden con el paso por las zonas altas del Antiguo: Desde Duque de Baena a Pío Baroja 5, entre la parada de Lugaritz-Geriátrico y el Seminario, y entre Donosti Zahar y Portuene 21. Ha sido precisamente en el segundo tramo, el que discurre por el camino de los Pinos, donde las mujeres han solicitado más paradas a demanda, según indicaron fuentes de Donostibus.

23.000 servicios

Por otra parte, la compañía municipal de transporte indicó ayer que durante la Semana Grande la cifra de viajeros ha aumentado un 1,47% hasta los 756.826. Dbus ha realizado un amplio refuerzo que ha permitido efectuar 23.000 servicios con 268 conductores.

El día en el que se registraron más viajeros fue el 14, víspera de la Virgen, con 111.845; el segundo de mayor utilización del autobús fue el lunes día 13 (98.541 viajes); y el tercero fue el sábado 11 (97.573 pasajeros), día de arranque de la Aste Nagusia. Las líneas de mayor utilización han sido las que unen el Boulevard con el sur de la ciudad y que atraviesan Amara (17, 21, 26 y 28), que han registrado «un espectacular crecimiento», según destaca Dbus. En segundo lugar, ha sido el trayecto por el oeste de la ciudad (Benta Berri y Añorga) el que ha registrado más viajeros (líneas 5, 25, 33, 40 y 45). A continuación, se sitúan la línea 13 de Altza y le siguen los trayectos por Egia-Intxaurrondo, Aiete y Bidebieta.