Una nueva plataforma flotante que no va a dejar indiferente

Hermanos Caballer y su colorido espectáculo se llevaron una victoria más que merecida en la edición de 2017. / MICHELENA
Hermanos Caballer y su colorido espectáculo se llevaron una victoria más que merecida en la edición de 2017. / MICHELENA

Los participantes deberán arrancar sus espectáculos desde la misma, lo que les complica y les da mucho juego a la vez

IÑAKI URBISTONDO

La principal novedad que traerá el 55º Concurso Internacional de Fuegos Artificiales de Semana Grande este 2018 será una plataforma flotante situada en la Bahía de La Concha desde la que deberán arrancar sus espectáculos todas las empresas pirotécnicas participantes.

Se trata de un cambio importante, que afecta a los responsables de las diferentes colecciones y les complicará notablemente la tarea, aunque la mayor parte de cada entrega del concurso seguirá lanzándose desde Alderdi Eder, como se ha venido haciendo desde hace décadas.

José Vicente Caballer, de Hermanos Caballer, pirotecnia vencedora el pasado año y que regresa a Donostia a defender título, reconoce abiertamente que «nos va a complicar las cosas. Nos obliga a combinar un sistema de disparo a través de radio con el habitual, algo que no hacemos demasiado a menudo. No obstante, lo hemos hecho otras veces y creemos que podremos sacar nuestro espectáculo adelante sin ningún problema. También supone un reto intentar que salga perfecto», sostiene.

Abanico de posibilidades

La plataforma flotante puede ser un problema para algunos, pero los castellonenses piensan sacarle todo el partido posible para ganar en vistosidad: «Empezar la colección allí está bien, nos parece una buena idea. Y, desde luego, nosotros en algún otro momento también vamos a lanzar fuegos desde la plataforma, aprovechando que la tenemos. Hay que ser precisos para que funcione, pero estamos convencidos de que gustará».

Desde Hermanos Caballer califican como «una gran alegría» el triunfo que se apuntaron el pasado año, sobre todo porque «llevábamos mucho tiempo sin participar en San Sebastián y fue una sorpresa incluso que nos invitaran. No nos lo pensamos y dimos el 'sí' al momento», relata José Vicente, que no oculta que el concurso de Donostia «es el más antiguo, tiene una gran aceptación en el sector y de los mejor valorados a nivel internacional».

El secreto para imponerse en 2017 fue que «preparamos nuestra colección con mucha ilusión. Intentamos hacer un espectáculo con ritmo en todo momento, alternando tramos más intensos y otros en los que buscamos aportar variedad de artificios, de colores, etc.». El resultado fue brillante, 18 minutos de fuegos artificiales muy bien lanzados, 2.000 artificios de fabricación propia plagados de luminosidad, colorido y estruendo. Encantaron a todos.

Caballer tiene claro que repetir la Concha de Oro será «complicadísimo» porque el nivel «siempre es muy alto», pero es ambicioso y quiere «estar en esa pelea».Para ello, su idea es «no pensar en que ganamos y preparar un espectáculo de la misma categoría y con la misma ilusión».

Cierre 100% escandinavo

Sus rivales estatales serán Esteban Martín (Granada), Caballer FX (Valencia) y Xaraiva (Ourense), con Parente (Italia), First Class (Alemania) y Hamex (Eslovenia) en la representación internacional, a la que se sumarán los suecos de Göteborgs Fyrverkerifabrik el último día con un espectáculo piromusical con Abba, Avicii, Roxette, Kygo, A-Ha y Swedish House Mafia, entre otros.

Más

 

Fotos

Vídeos