Importante corrida de Nuñez de Cuvillo

MANOLO HARINA

Dicen que 'Cielo andaluz' es uno de los pasodobles preferidos de José Mª Manzanares; por eso se lo tocan en la Maestranza. Y como si de una premonición se tratara, es con el que se arrancó la banda en el quinto toro.

Ha sido una lidia de dos orejas, por el toreo que hemos visto, desde las elegantes verónicas de recibo hasta la faena con series en redondo de toreo profundo y templado con pases de pecho largos y naturales bajando la mano y dejando ver al toro. Una gran estocada recibiendo. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro. En el primero, un toro con una embestida violenta vimos a otro Manzanares, exigente, mandando, queriendo y obligando.

Antonio Ferrera está en su momento como lidiador y como torero. Estuvo perfecto como director de lidia toda la tarde. Cortó una oreja en ambos toros con dos lidias muy diferentes dentro del mismo estilo Más vistoso en su primero y más lidiador en su segundo. En ambos con esa facilidad del torero que tiene sitio, está puesto y se adapta perfectamente a las condiciones de cada toro.

Cayetano no se podía ir de vacío. Estuvo desdibujado y dubitativo en su primero y sacó esa raza en el sexto, un sobrero noble y repetidor que le permitió hacer su toreo, entre entregado y populista que cala muy bien en los tendidos. Mató muy bien en los dos toros y cortó la oreja del sexto.

No defraudó la corrida de Cuvillo; En general nobles, sin hacer ningún feo, con un gran primer toro y un quinto de vuelta al ruedo. Para que no faltara de nada un segundo con picante, complicado. Una caja de bombones con sorpresa…