La fiesta se apodera de San Sebastián

Una multitud se ha reunido en Alderdi Eder para asistir en directo al arranque de las fiestas de Donostia. / SARA SANTOS

El cañonazo ha dado comienzo a una Aste Nagusia que cada vez cala en más donostiarras |

EL DIARIO VASCO

El grupo donostiarra de flamenco Sonakay y las asociaciones Helduak y Asoleus han protagonizado este sábado el cañonazo de la Aste Nagusia de San Sebastián entonando y bailando el tradicional 'Artillero' con el que dan inicio a ocho días de fiesta.

El popular acto festivo, en el que han tomado parte varios miles de personas, ha tenido lugar, como es habitual, en las terrazas del Ayuntamiento donostiarra a las 19.00 horas y ha estado precedido por Los Bebés de la Bulla, Los del gremio y Joselontxo's, así como la comparsa de gigantes y cabezudos.

Sonakay ha entonado su Artillero flamenco y después se ha cantado y bailado la versión tradicional de esta popular canción con la que cada año comienzan estas fiestas donostiarras.

Luis Mocoroa, protagonista en el cañonazo ya que es su última participación. Debajo, el Alderdi Eder a rebosar de gente. A la derecha, el grupo Sonakay durante su interpretación del 'Artillero'. / ARIZMENDI

Con el cañonazo se ha dado comienzo a una semana de fiesta en la capital guipuzcoana, que este año ofrecerá casi 500 actividades desde este sábado hasta el próximo sábado 18. Entre los participantes han estado presentes el alcalde donostiarra, Eneko Goia, representantes de todos los grupos municipales, así como el Artillero Mayor que ha prendido por última vez el cañón, Luis Mocoroa, que da inicio a la Semana Grande tras 25 años a cargo de este especial momento.

Goia ha señalado que espera que estas semana grande sea «animada y divertida» que la gente «disfrute» y todo el programa se cumpla «sin imprevistos y sin esas noticias que no nos gustan a nadie», en alusión a agresiones sexistas. En este sentido, ha apuntado que la campaña municipal contra las agresiones sexistas busca prevenir que se produzcan, «concienciando» a todos los colectivos y también «garantizar que las calles sean seguras».

Cambios significativos en el programa

La Semana Grande donostiarra ha cambiado, en algunos casos de forma significativa y en otros casos en pequeños detalles, en los últimos cuatro años. Desde la llegada del actual equipo de Gobierno al Ayuntamiento, la Aste Nagusia ha ido modelándose y en ella se han introducido algunas propuestas que han triunfado y, consecuentemente, se mantienen en el programa con el paso de los años.

Entre ellas estarían, por ejemplo, el ¡¡Festara!! de la noche del día 14 en distintos barrios o esa despedida tan donostiarra que es el 'Agur Erraldoia - Agur Asteari', que el año pasado tuvieron una gran aceptación y que dan un protagonismo aún mayor a nuestros queridos gigantes; pero también la Bandera Semana Grande de remo femenino, el pintxopote del jueves en Gros, los concursos gastronómicos, el cine al aire libre en Ondarreta o ese rumbo hacia la música más comercial que ha tomado Sagüés han sido, entre otras muchas, algunas apuestas que parecían seguras y que han sido refrendadas por el necesario respaldo del público.

También se ha reforzado en los últimos años esa tendencia, siempre sin perder de vista la Parte Vieja y el Centro como ejes de la fiesta, proyectar hacia los barrios la Aste Nagusia con todo tipo de actividades. El deseo de que la fiesta inundase cada rincón de la ciudad así lo requería y, poco a poco, la Semana Grande ha ido ganando terreno.

En este sentido, podemos destacar que los toros de fuego correrán el viernes, al anochecer, primero por Altza y luego por Intxaurrondo, antes de completar su habitual recorrido. Y es que, sin duda, algunos enclaves alejados del Centro, como Sagastieder o Harrobieta, pero también la plaza Cataluña, que acogerá el miércoles un concierto por los 30 años de los Golden Apple Quartet, o la misma calle Matia, irrumpen en el programa festivo dispuestos a ganar su cuota de protagonismo.

Más Semana Grande

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos