Despedida de la Semana Grande donostiarra

José Maria López

Los protagonistas de la última noche de la Semana Grande donostiarra, el piromusical con banda sonora sueca y el esperado concierto de Jarabe de Palo

M. IMAZ

Los encargados de los últimos fuegos artificales de la Semana Grande han sido Fyrverkerier-Fabrik, que han recurrido a DJs y grupos de su país para ambientar la sesión de clausura.

Fyrverkerier, en sueco, significa 'fuegos artificiales', y no hay que ser especialista en lenguas nórdicas para adivinar qué quiere decir 'fabrik'. Göteborgs FyrverkerierFabrik es, por lo tanto, una fábrica de fuegos artificiales enclavada en Göteborg, la segunda ciudad más importante de Suecia. Pero no es una fábrica cualquiera, sino la pirotecnia sueca más galardonada y una de las más conocidas empresas pirotécnicas escandinavas.

En la actualidad, el 'alma mater' de la compañía -propietario, director general, diseñador principal...- es Martin Hildeberg, que la fundó en 1994 con quien hasta entonces había sido uno de sus principales competidores, Anders Hallinder. Hallinder se desvinculó de la firma en 2013, y falleció un año después.

La gama de actividades de la firma sueca es muy amplia, y va desde los fuegos artificiales convencionales hasta los efectos especiales. También son habituales en las grandes competiciones internacionales. Este mismo año han participado en el prestigioso certamen de DaNang, en Vietnam.

En su historial hay otro hito que cobraba especial significado. En 2016, quedaron segundos en el concurso internacional de espectáculos piromusicales L'International des Feux Loto-Quebec, en Montreal. Les ganó Ricasa, responsable en los últimos años de la clausura de la Semana Grande, a quien tombaan el relevo, decididos a cautivar al público, tal como lo ha hecho su predecesor durante años.

Y lo han hecho con una banda sonora netamente sueca en la que ha tenido mucha presencia la música electrónica, con Swedish House Mafia o Galantis. Recordarán a Avicii con uno de sus mayores éxitos y, por supuesto, no faltarán clásicos como Roxette o Abba.

Jarabe de Palo y Belako para finalizar

La última jornada de la Aste Nagusia acogía en Sagüés el concierto de Jarabe de Palo, grupo que comenzó su andadura hace ahora 20 años: una de las últimas oportunidades de ver en acción a Pau Donés, que ha anunciado su retirada temporal de los escenarios.

Al mismo tiempo, la Flamenka recibía al debutante donostiarra Iñigo Serrulla y a los vizcaínos Belako, que presentaban su disco 'Render Me Numb, Trivial Violence'.