Un arranque festivo de lo más realista