Los relojes de La Concha, en el cupón de la ONCE del sorteo del 23 de septiembre

Los relojes de La Concha de Donostia serán los protagonistas del cupón del 23 de septiembre. /Ayuntamiento de San Sebastián
Los relojes de La Concha de Donostia serán los protagonistas del cupón del 23 de septiembre. / Ayuntamiento de San Sebastián

La imagen aparecerá en un total de 5,5 millones de cupones que ya están a la venta

DV

La ONCE dedicará el cupón correspondiente al sorteo del lunes 23 de septiembre a los relojes de La Concha de San Sebastián, cuya imagen aparece en un total de 5,5 millones de cupones dentro de la serie titulada 'Ciudades en punto y hora'.

Los detalles del cupón han sido presentados junto a los relojes de La Concha por Eneko Goia, alcalde de Donostia; Juan Carlos Andueza, delegado territorial de la ONCE en Euskadi; y por Roberto Doval, director de la dirección de apoo de la ONCE en San Sebastián.

Así será el cupón de la ONCE del 23 de septiembre.
Así será el cupón de la ONCE del 23 de septiembre.

Esta serie de cupones está centrada en un total de 50 relojes de diferentes lugares de España. Arrancó el pasado mes de marzo y concluirá a finales de 2020. Con ella, la ONCE desea recordar la función que realizan algunos de los relojes más emblemáticos, que fueron y en ocasiones siguen siendo guía y punto de información. Se trata de un cupón diario. Abonando 1,50 euros se podrán ganar 55 premios de 35.000 euros, a las cinco cifras. Y abonando 2€ se podrá optar a 'La Paga', lo cual implica ganar 3.000 euros al mes durante 25 años.

La historia de los relojes

La ONCE dedicó el cupón del 29 de julio de 2014 a la Playa de La Concha, y en esta ocasión se fija en uno de los elementos arquitectónicos más destacables, junto a la emblemática Barandilla del paseo de La Concha: los relojes.

El aspecto que actualmente muestran es el resultado de la remodelación acometida en 1910 por el entonces arquitecto municipal Juan Rafael Alday Lasarte. A comienzos del siglo XX, en pleno crecimiento de la ciudad, se estimó necesaria la ampliación del paseo de La Concha. El citado arquitecto diseñó un voladizo que ensanchaba dicho paseo en más de cinco metros. Bajo el mismo se colocaban las nuevas cabinas de bañistas.

Alday se encargó del diseño de los principales ornamentos del nuevo paseo, tales como la barandilla, las vistosas farolas que flanquean una de las rampas de acceso a la arena, así como los dos obeliscos, conocidos como 'los relojes', ubicados donde anteriormente estaban las casetas de baños. Inicialmente no estaban coronados con instrumento alguno, pero más tarde en uno de ellos se instaló un reloj y en el otro un barómetro, coronados ambos por sendas veletas. En el caso del barómetro las indicaciones de la presión atomosférica están graduadas tanto en milímetros de mercurio como en hectopascales.