La rejilla desaparece del cruce Avenida-Urbieta

Nuevas rejillas junto a la parada de taxis de la Avenida. / SARA SANTOS
Nuevas rejillas junto a la parada de taxis de la Avenida. / SARA SANTOS

Las obras llegan a su fin con la apertura al tráfico, incluidas las motos, de la intersección entre ambas calles

J. F. M. SAN SEBASTIÁN.

La rejilla que ocupaba parte de la calzada en el cruce entre la Avenida y la calle Urbieta ya es solo un mal recuerdo para los motoristas. La intersección se abrió ayer al tráfico una vez completada la operación para trasladar las salidas de ventilación del parking de plaza de Cervantes, que desde su colocación amenazaba a los vehículos de dos ruedas, sobre todo los días de lluvia.

La sucesión de resbalones, caídas y golpes registrada en este punto obligó al Ayuntamiento a impulsar la obra, que ha llegado a su fin con los últimos remates de urbanización en las aceras de los alrededores, donde se ubican las nuevas rejillas. La actuación ha tenido un coste de 180.000 euros, que serán sufragados por el consistorio.

La concejala de Movilidad y Transporte, Pilar Arana, señaló que «después de un largo procedimiento administrativo y tres meses de obras en un sitio complicado y en una época complicada como la que ha sido, podemos decir que la obra se ha terminado». Según la delegada del PNV, a partir de ahora los motoristas podrán realizar el giro desde la Avenida hacia Urbieta -que tenían prohibido por la acumulación de accidentes- «con total seguridad». «La rejilla, que generaba inseguridad, ya es historia», celebró Arana.

Las afecciones durante los trabajos no han sido menores. Los vehículos que llegaban desde la calle Miramar eran desviados hacia Easo, mientras que los que venían por Easo se encontraban tras la curva con un carril cortado, otro de acceso al parking y una única vía de escape, un tercer carril de uso exclusivo para los taxis. Este reparto de los espacios y la señalización previa provocaban equivocaciones, frenazos y maniobras indebidas de no pocos conductores, en su mayoría turistas. Todo estos problemas han quedado resueltos con la reapertura del cruce.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos