Reformar los seis centros deportivos de Anoeta costaría 8,3 millones

Reformar los seis centros deportivos de Anoeta costaría 8,3 millones

Donostia Kirola cree que con 1.650.000 euros Illunbe podría adecuarse para que un promotor lo explote como multiusos | Una inversión limitada en la plaza de toros permitiría tres modelos de graderío para 2.000, 5.000 y 10.000 personas, según explica Martin Ibabe (PNV)

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA

En pleno debate sobre la necesidad de que San Sebastián se dote de un pabellón multiusos y con la propuesta sobre la mesa del PSE de construir una nueva instalación, Donostia Kirola da un paso adelante para reivindicar sus dependencias deportivas. Algunas antiguas, otras con poco uso, todas necesitadas de reformas. Un informe del Patronato de Deportes estima que con 8,4 millones de euros se podría poner al día los seis equipamientos de Anoeta, incluido Illunbe. La plaza de toros está infrautilizada y supone «un lastre». Dkirola cree que con 1,65 millones de euros se le dotaría de los medios necesarios para que un gestor privado la explotase como pabellón multiusos para conciertos, eventos deportivos y otros espectáculos, según explica el concejal de Deportes, Martin Ibabe (PNV).

Este montante total de 8.365.000 euros, con la que se podría adecuar el frontón Atano III, el polideportivo José Antonio Gasca, velódromo Antonio Elorza, el frontón Carmelo Balda, las piscinas Paco Yoldi y el pabellón Donostia Arena 2016, supone menos de la mitad del dinero que costaría la propuesta de construir un pabellón multiusos totalmente nuevo en la subida de Zorroaga.

Los centros

San Sebastián Arena 2016
Problemas
Aforo excesivo (10.000), problemas con la cubierta, y suelo de arena, que obliga a nivelar el pavimento de toda actividad ajena a los toros.
Propuesta para multiusos
Ejecución de una solera de hormigón y eliminación de los burladeros (300.000 euros), cortinas y paneles para acotar el aforo (150.000 euros), ejecución de palcos y 'hospitalitys' (500.000 euros), colocación de un 'trust' (200.000 euros), y eliminación del sistema retráctil de la cubierta (500.000 euros).
Velódromo Antonio Elorza
Multiusos
La pista de ciclismo condiciona su utilización para otros espectáculos. La pendiente de la pista impide utilizarla como vía de evacuación.
Refomas necesarias
Cubierta (400.000 euros), protección contra incendios (535.000 euros), sonido (100.000 euros), marcador (300.000 euros), pavimentos y solado (300.000 euros).
Otras
Sistema de mejora de montajes (1.000.000 euros), reforma del graderío de meta (2.000.000 euros) y asientos (500.000 euros).
Frontón Carmelo Balda
Dificultades
Su utilización para otros eventos que no sean competiciones de cesta punta es complicada. Los vehículos no tienen acceso a cota del frontón lo que complica los montajes
Reformas
Es necesario reparar la fachada que es de hormigón armado. La oxidación hace que salte el hormigón y caiga a la calle. Presupuesto: 500.000 euros.
Otros
Cambiar los asientos de madera del graderío superior, reparar pavimentos, tabiques y renovar la pintura.
Atano III
Historia
Construido en 1963, fue reformado en 1995, cuando adquirió su nombre definitivo. Posteriormente a esa fecha se han realizado varias obras de adecuación, las últimas el verano pasado
Aforo
Su capacidad es de 1.856 espectadores
Accesibilidad
No cumple con la normativa en vigor. Este mismo año está previsto la colocación de un ascensor y una obra de reparación de las terrazas (180.000 euros).
Jose Antonio Gasca
Aforo
2.300 espectadores
Virtualidad
Es la única instalación de la ciudad con aforo de 2.000 personas apropiada para competiciones de equipos de máxima categoría y la única instalación preparada para la práctica del hockey sobre patines
Posible ampliación
Donostia Kirola cree que sería posible a futuro ampliar el recinto con dos módulos más mediante gradas retráctiles para permitir un ampliación del aforo a 3.500 - 4.000 personas.
Polideportivo Paco Yoldi
Virtualidad
Son las instalaciones más utilizadas de la ciudad y las únicas de todo Gipuzkoa que disponen de una piscina olímpica (50 metros).
Reformas
Necesidad de acondicionar a medio plazo la cubierta, que no se ha tocado desde su construcción en 1992

En Illunbe lo que se prevé es ejecutar una solera de hormigón (300.000 euros) para retirar la arena y el burladero. El objetivo es que haya un pavimento en condiciones para cualquier actividad y que en la semana de toros se pueda acondicionar la plaza echando la arena. «Mantener el suelo de arena todo el año nos condiciona muchísimo ya que obliga a nivelar el suelo para cualquier actividad, lo que hace perder muchas horas y dinero», explica Ibabe. Además, mediante un sistema de paneles y cortinas (150.000 euros) se podría delimitar el aforo para tres modelos de espectáculo: de 2.000, 5.000 y 10.000 espectadores. Otras obras serían necesarias para definir palcos y 'hospitalitys' -zonas especialmente acondicionadas para invitados- (500.000 euros), así como para colocar un 'trust', que es una estructura de iluminación y sonido que se coloca sobre el escenario y que sube y baja en función del espectáculo (200.000 euros). Dkirola aboga además por reformar la cubierta para dejarla cerrada permanentemente (500.000 euros) dado que el sistema retráctil no funciona y da muchos problemas desde hace años.

Con estas actuaciones Illunbe podría ponerse en el mercado para que un promotor se hiciese con sus riendas y lo explotase como pabellón multiusos «con las condiciones que le pusiese el Ayuntamiento» para permitir, quizás, su uso para determinadas competiciones como el baloncesto. Donostia Kirola no solo ha visitado otras ciudades para ver cómo son este tipo de instalaciones versátiles, modelo WiZink Center de Madrid, sino que ha invitado a que vieran Illunbe algunos promotores que pudieran estar interesados en su gestión, con el objetivo de conocer qué reformas necesitaría la instalación para servir a estos fines. Este mes habrá una nueva reunión con estos empresarios.

Ibabe (PNV): «En vez de gastar 20 millones en algo nuevo, invirtamos en lo que tenemos»

Se baraja a futuro una ampliación del Gasca con gradas retráctiles para 4.000 personas

En espera del informe final, Dkirola cree que con estos retoques Illunbe podría ponerse en el mercado para dejar de ser «un agujero de 400.000 euros anuales» para el Patronato y ofrecer un servicio como pabellón multiusos que permitiera a la ciudad volver a estar en el circuito de los promotores de conciertos. Y se apuesta por Illunbe porque el velódromo Antonio Elorza está mucho más condicionado para eventuales reformas por la pista de ciclismo. Este pavimento condiciona mucho el aforo de los eventos a organizar, la pendiente de la pista no permite cumplir la normativa de evacuación y también dificulta la realización de montajes.

Las adecuaciones más urgentes de esta instalación se refieren a la cubierta (400.000 euros), intervenciones en materia de protección contra incendios (535.000 euros), renovación de la megafonía (400.000 euros) y del marcador (100.000 euros). La reforma del graderío de meta, una obra bastante complicada, se llevaría dos millones de euros y además sería necesario una renovación de pavimentos, paredes y escaleras, que elevaría el presupuesto total a los 5.535.000 euros.

El frontón Carmelo Balda tiene como handicap para organizar eventos que los vehículos no tienen acceso a cota del frontón lo que complica mucho los montajes. Su fachada necesita de una intervención urgente por la oxidación de las armaduras del hormigón (500.000 euros). Las piscinas Paco Yoldi, las más usadas de la ciudad y las únicas de 50 metros en toda Gipuzkoa, requerirán a medio plazo una reforma de la cubierta, aún no presupuestada.

Los edificios del frontón Atano III (1.800 espectadores) y el polideportivo Gasca (2.300 personas) no cumplen la normativa de accesibilidad, pero este año está previsto colocar un ascensor. En el Atano se repararán las terrazas (100.000 euros) y se reformarán los baños (200.00 euros). El polideportivo es la única cancha con un aforo de 2.000 personas apropiada para equipos en las máximas categorías, incluido el hockey sobre patines. La instalación está hoy sobreexplotada por la ausencia de las cuatro canchas que tenía el polideportivo de Altza, derribado para construir la nueva instalación. El Gasca necesita una adecuación de sus instalaciones. A futuro podría aumentar su aforo a 4.000-5.000 espectadores mediante gradas retráctiles, según la previsión de Dkirola.

«Todo este patrimonio deportivo no lo podemos ignorar. Antes de pensar en un nuevo pabellón multiusos, hay que adecuar las instalaciones para sacarles el máximo partido, como estamos haciendo con el velódromo para los usuarios de la kirol txartela», añade Ibabe.

Más información