El radar móvil de San Sebastián se extiende a nuevas ubicaciones

La avenida Navarra, punto sensible por la presencia peatonal elevada, sobre todo escolares./J. AYGÜÉS
La avenida Navarra, punto sensible por la presencia peatonal elevada, sobre todo escolares. / J. AYGÜÉS

El pasado año fueron sancionados en San Sebastián 3.077 vehículos, un 45% más que el ejercicio anterior

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

El radar móvil utilizado para sancionar «in fraganti» a los vehículos que van más rápido de lo permitido en San Sebastián amplía sus fronteras. A las ya habituales ubicaciones, que se van alternando a discreción del departamento de Movilidad, se han sumado desde ayer tres nuevos puntos para disuadir, más si cabe, a los conductores que pisan demasiado el acelerador.

La calle Sibilia, a la altura del número 6, será uno de esos nuevos puntos donde los agentes de Movilidad se podrán colocar con este cinenómetro móvil. «Es una zona en la que los vehículos, tanto en una dirección como en otra, van muy rápido y es necesario vigilar», explica la concejala del ramo, Pilar Arana. Según señala, esta vía del barrio de Intxaurrondo, que conecta Baratzategi con la zona de las cocheras de Dbus, ya cuenta con un puesto de radar fijo que, en la actualidad, se encuentra inutilizado tras haber recibido el impacto de un vehículo. Además, en anteriores ocasiones también ha sido objeto de sabotajes. En cualquier caso, no se descarta que vuelva a estar operativo y que ambas opciones convivan.

Los detalles

Desde cuándo
Desde ayer ya forman parte del mapa por el que se mueve el radar móvil.
Sanciones
Desde los 50 hasta los 600 en función del exceso de velocidad cometido y el plazo de pago.
Las cifras
El año pasado se impusieron 3.077 sanciones usando el radar móvil, un 45% más que el año anterior como consecuencia de un mayor uso del aparato.
El top 3
Las zonas donde más multas se ponen son el paseo Urumea, la avenida Tolosa y el paseo Doctor Begiristain.
Funcionamiento
El Ayuntamiento decide cuando sacar el radar móvil a la calle y dónde colocarlo. La información está disponible en la web donostia.eus.

La segunda ubicación elegida ha sido el paseo de Errondo, a la altura de la calle de los Amezketa. En este caso, se trata de un tramo largo de carretera, en el que los vehículos también superan la velocidad permitida. «Además es un entorno en el que los coches aparcan y desaparcan continuamente, con el problema de que es una zona en curva con baja visibilidad, con el riesgo evidente que ello supone y que queremos evitar», apunta Arana.

El tercer y último punto de la ciudad que se suma a la lista está en Gros. Concretamente a la altura del número 32 de la Avenida de Navarra. Un entorno con mucho tránsito peatonal, sobre todo de los estudiantes que acuden a los centros escolares de la zona, como Jesuitas, Zurriola o Zubiri Manteo. De hecho, recientemente se produjo un susto en esta vía al producirse el atropello de un niño de 11 años que salía del primer colegio mencionado. «En la actualidad, el radar móvil ya cuenta con una ubicación en Ategorrieta, a la altura del hotel Villa Soro, pero creemos necesario sumar esta ubicación para frenar a aquellos vehículos que, pasado ese punto, no quitan el pie del acelerador», indica Arana.

Casi el doble

Estas tres nuevas ubicaciones se suman a la lista de 11 puntos donde el radar móvil ha estado desplegado durante 2018 y en los que los agentes de movilidad se han 'inflado' a poner multas. Durante este 2018 que acaba de terminar se han cazado un total de 3.077 vehículos circulando por encima del límite de velocidad, que según la zona puede ser de 30 o 50 kilómetros hora.

Se trata de un 45% más de multas que un año antes, cuando fueron 1.700. Según explica Arana, el incremento se debe en buena parte a que el radar ha salido a la calle en más ocasiones, y recuerda que durante este pasado otoño se han llevado a cabo varias campañas especiales con la presencia del mismo en varios puntos, durante varios días seguidos y tanto por la mañana como por la tarde.

Durante 2018 el paseo del Urumea fue la zona donde más multas se pusieron por circular más rápido de lo debido, con 1.084 sanciones. Aquí se llegó a registrar una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora por parte de un vehículo. Le sigue de cerca otro punto que siempre está en lo más alto de los ránkings del radar móvil: la Avenida de Tolosa. 510 sanciones se interpusieron en esta vía de entrada a la ciudad. En este punto, además, se registraron las mayores velocidades: 132 kilómetros por hora alcanzados por un coche y dos motos a 125 y 121 kilómetros por hora.

La tercera posición la ocupa el paseo Doctor Begiristain (444 multas), seguido del paseo de La Concha (355), el paseo de Otxoki (283), el paseo Izostegi (217), Lugaritz-Otxanda (140), Ategorrieta (24), avenida José Elosegui (14), Antzieta (13) y Peruene (1).

Más