«No se puede dar por buena una ocupación ilegítima», dice Goia

El alcalde Eneko Goia aseguró ayer que el Ayuntamiento «no puede dar por buena una ocupación ilegítima sobre un bien que es propiedad de todos», en alusión a los jóvenes que hace cuatro meses convirtieron en Gaztetxe el edificio municipal de la calle Campanario. Goia recordó que ya se han iniciado los trámites para el desalojo del edificio y que el proceso continuará «con los siguientes pasos hasta llegar al punto que se tenga que llegar». Los ocupantes del inmueble afirmaron hace una semana que ofrecerán resistencia ante el posible desalojo. Al margen, el alcalde mostró su disposición a la asociación Parte Zaharrean Bizi «a hablar de la cuestión de los equipamientos de la Parte Vieja».

 

Fotos

Vídeos