Podemos solicita que las instituciones estudien adquirir y restaurar el edificio

EH Bildu pide conservar el inmueble y los populares instan a una «solución acordada» que, mediante una permuta, permita un uso público del Bellas Artes

A. M.SAN SEBASTIÁN.

Los grupos municipales de la oposición han sido muy críticos en las últimas semanas por la demora del gobierno municipal en entregarles los informes sobre el Bellas Artes y ayer cuando los recibieron no lo fueron menos. Elkarrekin Podemos fue más allá y elevó una moción al Pleno del Ayuntamiento para instar al Gobierno Vasco a que vuelva a proteger el edificio como Bien de Interés Cultural y para que las instituciones públicas estudien la adquisición del inmueble para su restauración y gestión pública.

EH Bildu reiteró que no había ningún motivo para que el gobierno municipal demorara la entrega de los informes técnicos solicitados sobre el Bellas Artes, ya que uno de ellos fue entregado el 23 de julio y el otro el 2 de agosto, según indicó Ricardo Burutaran. El edil indicó que «es prioritaria la conservación del patrimonio donostiarra» y en la medida de que el Bellas Artes «es parte fundamental de nuestra identidad, seguiremos trabajando para que se prime el interés general frente al beneficio de unos pocos».

El concejal socialista Enrique Ramos señaló que con los informes técnicos encima de la mesa su grupo «respetará» las decisiones que adopte el Departamento de Urbanismo que dirige Nekane Arzallus (PNV).

El portavoz del PP, Borja Sémper, opinó que el asunto es «una patata caliente» para el alcalde, quien «se decanta por satisfacer únicamente los intereses del propietario del edificio, sin explorar otra salida». En su opinión, es posible una permuta de terrenos pactada con la Sade y con las otras administraciones públicas para dar al edificio «un uso público vinculado al Zinemaldi».

Elkarrekin Podemos es partidaria de que las administraciones públicas -las vascas y el Ministerio de Cultura- analicen la viabilidad de hacerse con la titularidad del edificio para su restauración y gestión directa. Así lo recoge una moción que ha registrado de cara al Pleno de este mes, que no habla de los posibles usos que tendría un inmueble para el que se pide aumentar su protección. El edificio actualmente está incluido en el grado C del Peppuc que incluye una protección de sus fachadas, pero Elkarrekin Podemos solicita en su moción que el Ayuntamiento inste al Gobierno Vasco a «estudiar la declaración de nuevo del edificio Bellas Artes como Bien de Interés Cultural».