Podemos toma nota de la caída en Gipuzkoa y dice que aprenderá la «lección» de sus crisis internas

Aitzole Araneta, cabeza de lista en Donostia, junto a su equipo en la sede de San San Sebastián./Unanue
Aitzole Araneta, cabeza de lista en Donostia, junto a su equipo en la sede de San San Sebastián. / Unanue

La coalición morada se mantiene en municipios como Irun o Errenteria y en San Sebastián sube de dos a tres concejales

Elisa López
ELISA LÓPEZ

Esta vez no pudo ser. Pese al esfuerzo y al empeño empleados en las primeras elecciones municipales y forales a las que concurría con las siglas de su organización, Elkarrekin Podemos no logró ayer parar su retroceso. No obstante, cae pero no se desploma. Y ayer se evidenció, como ya ocurrió hace un mes, en las elecciones generales del 28-A, que Elkarrekin Podemos cuenta un suelo electoral propio y se consolida como espacio político. Pierde en las Juntas Generales de Gipuzkoa, donde pasa de seis a cuatro escaños y en algunas circunscripciones del territorio. Sin embargo, se mantiene en localidades como Irun, Pasaia, Errenteria. En la capital donostiarra incluso suma un concejal. Pasa de dos a tres ediles.

Lander Martínez lo aseguró anoche. Los resultados no eran los esperados y reconoció que «es evidente que nos ha costado encontrar nuestro hueco en Euskadi y hacer entender nuestras propuestas». Subrayó que habían llevado a cabo «una buena campaña pero en un marco complicado» para su formación.

El secretario general de Podemos Euskadi afirmó que los resultados de la coalición que integra la formación con Ezker Anitza-IU y Equo Berdeak, son más bajos que los previstos en las encuestas y abogó por aprender de la «lección» de las crisis internas que ha sufrido su partido.

También achacó la pérdida de voto a «una campaña planteada como una competición entre el PNV y EH Bildu debido al miedo a la derechas y a una recentralización». En cualquier caso, aseguró que su partido «toma nota de lo que no ha funcionado» y prometió que seguirán trabajando «como lo han hecho hasta ahora».

En la sala Bilborock, donde siguió la noche electoral, Martínez valoró que la coalición se haya mantenido o aumentado su representación en los ayuntamientos de las capitales vascas, aunque también lamentó que haya retrocedido en las Juntas Generales de Álava y Gipuzkoa.

En concreto, en San Sebastián sumó anoche tres representantes, uno más que los obtenidos por la marca Irabazi hace cuatro años. En Bilbao, logró otros tres, uno más de los que obtuvo en 2015 con la coalición Udalberri, mientras que en Vitoria repitió los tres concejales que lograron por separado Podemos e Irabazi.

En Bizkaia, la formación morada mantiene sus 6 representantes en las Juntas Generales, pero sufre un retroceso en Gipuzkoa, donde pasa de 6 a 4 junteros y, sobre todo, en Álava, donde se queda con 4 representantes, cuando en 2015 logró 8, sin contar que Irabazi, que ahora concurre en coalición con la formación morada, tenía también un asiento en la cámara foral.

Noticias relacionadas