Las máquinas inician la campaña de retirada de piedras de Ondarreta

El Ayuntamiento de San Sebastián confía en que se recojan unas 100 toneladas diarias en diez contenedores, que serán trasladadas a la planta Ekotrade de Astigarraga

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

A las tres de esta madrugada arrancan los trabajos para eliminar las piedras de Ondarreta, aprovechando que ya han vuelto a aflorar en la arena. Para ello el Ayuntamiento ha estrenado la nueva maquinaria que ha adquirido en propiedad, lo que le permitirá una mayor eficacia en la retirada de cascotes al disponerlas todo el año y abaratará los costes que suponía el alquiler de las mismas.

Se trata de una despedregadora, una cribadora y un tractor que serán operados por la UTE Serkom-Urbaser y que trabajarán de lunes a viernes en la horquilla de horaria entre las 20 y las 10 horas, para no perjudicar el baño de las personas. Las tareas aprovecharán las condiciones de la marea, por lo que arrancarán tres horas y cuarto antes de la bajamar y acabarán tres horas y cuarto después de la misma. Tanto los fines de semana -excepto este próximo- como en Semana Grande no se pondrá en marcha este servicio. Los trabajos estarán siempre supervisados por expertos de la sociedad de ciencias Aranzadi.

Según ha destacado este lunes el teniente de alcalde, Ernesto Gasco, se han planificado 55 jornadas de trabajo, por lo que los trabajos se prolongarán hasta octubre. En este sentido, ha calculado que este año se puedan retirar de esta playa en torno a 5.000 toneladas de piedras, «casi el doble de lo que se eliminó el año pasado», ha destacado el edil. La idea es recoger al día unos diez contenedores, unas 100 toneladas.

Las piedras se trasladarán a la planta Ekotrade de Astigarraga para su valorización. Se limpia la arena que llevan y ésta se devolverá a la playa. Será este año en torno a 1.000 toneladas de arena las que vuelvan a Ondarreta. Se calcula que hay en torno a 14.600 metros cúbicos de piedras en la playa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos