Piden 4 años para un presunto estafador en la compraventa de tres coches

Los hechos se remontan al año 2016, cuando el presunto estafador contactó con el afectado para interesarse por un turismo Audi A 3 que la víctima había puesto a la venta

AGENCIASSan Sebastián

La Fiscalía de Gipuzkoa pide cuatro años de cárcel para un presunto estafador al que acusa de adueñarse de 21.100 euros de un hombre al que, valiéndose de «su credibilidad empresarial», propuso una serie de operaciones de compraventa de coches a las que éste accedió creyendo que «era un profesional» del sector.

La acusación particular, que ejerce la víctima a través de la abogada Eva Ramos, pide por su parte que se impongan al procesado ocho años de prisión como autor de un delito continuado de estafa y otro de falsedad en documento privado.

Los hechos se remontan al año 2016, cuando este hombre, que ya ha sido condenado anteriormente por distintos delitos de estafa y falsedad en otras cinco ocasiones por juzgados de San Sebastián, Bilbao, Logroño, Orense y Salamanca, contactó con el afectado para interesarse por un turismo Audi A3 que éste había puesto a la venta en una página de internet.

Según el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, el encausado se dirigió a su víctima, haciéndole ver que «se dedicaba a la compraventa de vehículos« y, unos días más tarde, le ofreció »una serie de operaciones« de este tipo »a sabiendas« de que no iba a cumplir »con su parte del acuerdo«.

La primera de ellas consistió en la adquisición, por parte del perjudicado, de un Audi A6 por 16.000 euros que la víctima abonaría mediante la entrega de 4.000 euros y de su propio turismo, Audi A3, que ambos acordaron valorar en 12.000 euros, de los que el afectado adelantó 2.000 en metálico en concepto de reserva, «en la creencia» de que el supuesto vendedor «cumpliría el trato».

Tras recibir esta cantidad en una gasolinera de San Sebastián, el inculpado dejó pasar varias semanas durante las que empezó a dar diversas «explicaciones» sobre la «tardanza» en llegar del automóvil prometido que no terminaba de materializarse, por lo que finalmente ofreció al perjudicado un Audi A-7 de mayor valor por el mismo precio.

«A la espera de este segundo vehículo», añade el documento de la Fiscalía, el procesado ofreció a la víctima un tercer automóvil, en esta ocasión un Audi RS4 que recibiría de forma «inmediata» a cambio de 18.000 euros con la condición del previo abono de 6.000 euros como «reserva», que el afectado pagó mediante una transferencia.

Unos días más tarde, el presunto estafador demandó al perjudicado que le entregara su Audi A3 como pago de parte del precio de los dos coches que aún estaba a la espera de recibir, algo a lo que éste accedió para cumplir «con su parte del acuerdo» y «bajo la creencia de la inminente llegada» de los coches «prometidos».

Paralelamente, el presunto estafador pidió también a su víctima que le entregara sus datos personales y copia de su DNI «con el pretexto de tramitar los seguros de los vehículos cuya llegada »sería inmediata«, gestión para la que además le hizo una nueva transferencia de 1.100 euros más.

A continuación, valiéndose de estos datos, el presunto delincuente vendió el Audi A3 de la víctima a una tercera persona sin que el damnificado tuviera conocimiento de ello e imitando su firma.

La Fiscalía explica que el procesado «nunca cumplió con su parte» de los acuerdos alcanzados con el perjudicado, al que no entregó los coches acordados ni le restituyo el suyo propio.

Además de las penas de prisión ya citadas, la Fiscalía solicita una multa de 3.000 euros para el acusado y que compense a su víctima con 21.100 euros incrementados en los correspondientes intereses legales. La acusación particular, por su parte, demanda que la multa ascienda hasta los 3.600 euros.