Pareja de 'foodies' se casa por el rito persa en san SebaStián

La reportera de origen iraní Rana Novini y un venezolano, fascinados con la ciudad, contrajeron matrimonio en el hotel Maria Cristina junto a 150 invitados de once países diferentes

Un velo sobre las cabezas de Rana Novini y Sebastian Escotet sobre el que se echó un poco de azúcar, como dicta la tradición persa. /Sara Santos
Un velo sobre las cabezas de Rana Novini y Sebastian Escotet sobre el que se echó un poco de azúcar, como dicta la tradición persa. / Sara Santos
Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASan Sebastián

Una reportera de origen iraní y un venezolano, fascinados con la ciudad, contraen matrimonio en el hotel Maria Cristina. El lujoso alojamiento de San Sebastián fue escenario ayer de una boda por el rito persa de Rana Novini y Sebastián Escotet, una pareja que meses atrás recaló en la ciudad por su pasión por la gastronomía. La fascinación por Donostia fue superior a la pasión por los pintxos y la pareja, una reportera de la cadena NBC en Nueva York y un venezolano, decidió contraer matrimonio junto al Urumea rodeados de 150 invitados de once países diferentes.

Rana Novini y Sebastián Escotet contrajeron ayer matrimonio en San Sebastián siguiendo las pautas del país de procedencia de la familia de la novia: Irán. Ambos residen en Nueva York y la más popular es definitivamente ella por su trabajo como reportera en la cadena de televisión NBC. Él es un venezolano de padre asturiano. Como curiosidad ambos se conocieron en un vuelo y se prometieron en otro avión, nos contó su wedding planner Ainhoa Goitia, quien ha organizado la boda junto a la donostiarra Laura Satue.

La pareja comparte su amor y su pasión por viajar y, sobre todo, por la gastronomía, lo que les convierte en los perfectos 'foodies', esos amantes de la comida que son capaces de coger un avión para comer en determinado restaurante. Así, en un viaje para conocer Oviedo, donde tiene sus raíces la familia del novio, decidieron, en septiembre pasado, pasar por San Sebastián, de la que habían oído hablar a las mil maravillas sobre su gastronomía. El flechazo fue inmediato y no tuvieron dudas: «Nos casamos aquí». En abril hicieron un segundo viaje a la ciudad para ultimar los preparativos de la boda y ahora recalan por tercera vez para darse el 'sí quiero'.

El enlace celebrado ayer por la tarde en el hotel María Cristina tuvo su aperitivo anteanoche con una cena en el Mirador de Ulia donde obsequiaron a todos los invitados, centenar y medio de personas procedentes de once países diferentes, con una botella de txakoli Aizpurua.

La ceremonia matrimonial se realizó según el rito persa que incluye un momento en el que un velo se coloca sobre las cabezas de la pareja y es frotado con un cono de azúcar o 'Kalleh Ghand'. Posteriormente, los novios introducen un dedo meñique en una copa con miel y la dan a probar al otro. El acto finalizó con la lectura de un poema persa. El salón donde se celebró el enlace estuvo engalanado con flores de Villa Flores y el estilismo estuvo a cargo de Herrero Peluqueros.

Tras la boda tuvo lugar un cóctel donde las bebidas estrella fueron 'Flight 455' y 'Love is in the air', un momento distendido previo a la cena organizada por el chef del hotel Jesús Caballero. El menú incluía ensalada de bogavante con cítricos, lubina con puré de patata violeta, cebolla asada y piquillos y solomillo de ternera sobre pastel de patata y bacon con salsa de foie de pato, para terminar con pantxineta. Por la noche hubo baile amenizado con música de DJ.

Las dos familias volarán a Oviedo y la pareja se irá de luna de miel a Baleares. ¿Habrá cuarto viaje a San Sebastián de Rana Novini y Sebastián Escotet?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos