Nuevo hotel en la Plaza de Gipuzkoa

La familia Draper Noguera, los primeros clientes del nuevo hotel de Plaza de Gipuzkoa, 11. / JOSE MARI LÓPEZ
La familia Draper Noguera, los primeros clientes del nuevo hotel de Plaza de Gipuzkoa, 11. / JOSE MARI LÓPEZ

El Room Mate Gorka recibe a los primeros clientes, aunque la inauguración será el viernes

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍA SAN SEBASTIÁN.

Los catalanes Borja Draper, su esposa Belén Noguera y sus hijos Ignacio, Alejo y Clara estrenaron ayer el Room Mate Gorka, el nuevo hotel de la Plaza de Gipuzkoa. El establecimiento hostelero se inaugura oficialmente el viernes, pero desde ayer ya entran clientes a algunas habitaciones. La cadena de Kike Sarasola y Gorka Atorrasagasti cumple de esta forma la previsión realizada el año pasado de arrancar antes de la Semana Grande de San Sebastián y suma su 24 alojamiento turístico en el mundo, el primero de Euskadi.

Operarios de diferentes gremios aún están cerrando los últimos flecos de la obra, pero se ven obligados a dejar paso a los primeros clientes que llegan al hotel deseosos de conocer la ciudad en sus vacaciones. Este proceso de ir abriendo el hotel en un plazo de varios días se le conoce como «'soft opening'», comentaron los responsables. El establecimiento ha llegado a un acuerdo con los parkings cercanos para que sus clientes dejen allí sus vehículos y eso es lo que hizo Borja, que se dirigió al parking Okendo mientras sus allegados hacían el 'check in'. «No habíamos estado antes en un Room Mate y no sabíamos que éste se abría hoy. Simplemente, lo contratamos y aquí estamos», explicaron a DV los miembros de esta familia poco antes de subir a las habitaciones.

La directora del hotel, Cristina Fernández, antigua responsable de Compras de Room Mate, se mostraba feliz de afrontar el reto de llevar el establecimiento donostiarra, sin ocultar la tensión de que todo salga como está previsto y el hotel esté completamente a punto el viernes. Los problemas de grietas en el edificio adyacente de la calle Camino -que obligaron a desalojar a finales de julio durante cuatro días el edificio residencial ubicado al otro lado del muro medianera- han añadido presión en la txanpa final de una obra que Room Mate precisa que no es su responsabilidad puesto que la cadena no es la propietaria ni la promotora, sino la inquilina por 20 años del inmueble.

Un cocinero del Basque Culinary Center llevará el bar-restaurante, abierto a los donostiarras

El edificio está protegido con el grado C en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido (Peppuc) de la ciudad y también con el grado E, por formar parte del conjunto de la Plaza de Gipuzkoa, un área diseñada en 1867 por José Eleuterio de Escoriaza. Esta catalogación ha permitido vaciar el edificio por dentro, para su reconstrucción posterior, manteniendo sin alterar la fachada que da a la Plaza de Gipuzkoa.

A diferencia de la mayor parte de hoteles de la cadena, donde prima el diseño, el establecimiento donostiarra desprende un aire más clásico, con el acento en el confort.

Se trata de un hotel de categoría cuatro estrellas con 33 habitaciones, tres de ellas 'suite dúplex', que contará con un bar-restaurante en la planta baja -con chimenea y zona de chill out- a cuyo frente estará el chef del Basque Culinary Center, Antonio Sánchez, y que estará abierto a todos los donostiarras. Se llamará 'El Bar de Gorka' y Room Mate quiere que sea el punto de conexión con la ciudad para convertirse, quizás, en la referencia que es en Madrid 'La Terraza del Oscar'.

 

Fotos

Vídeos