«Con el metro, la calle Autonomía podría ser peatonalizada»

El carácter peatonal del conjunto de la plaza Easo podría ampliarse a futuro con ocasión del soterramiento de la línea ferroviaria de Euskotren. Gasco apunta que una vez que los trenes circulen bajo tierra la calle Autonomía «podría ser peatonalizada», algo que ya demandaron en su día los vecinos. Es solo una de las posibilidades que se abrirán con la desaparición de la playa de vías existente entre Errondo y Easo, 21.000 m2 hoy de uso ferroviario que permiten soñar con una nueva Amara. Ayuntamiento y Gobierno Vasco analizan en una comisión mixta las posibilidades futuras de esos suelos una vez entre en funcionamiento el metro (2022). Será la próxima corporación municipal la encargada de definir con el Gobierno Vasco el destino de esos terrenos. Los plazos de la obra del metro ofrecen un colchón de tiempo suficiente para pensar el engarce futuro de Amara Berri con Amara Zaharra.