Limpian las pintadas del Peine del Viento

Limpieza de las pintadas del Peine del Viento / Morquecho

Técnicos de Chillida Leku han procedido a la limpieza de los lazos amarillos aparecidos la semana pasada sobre una de las piezas del conjunto escultórico

EL DIARIO VASCO

Técnicos expertos de Chillida Leku han procedido este miércoles a limpiar las pintadas de tres lazos amarillos aparecidas la semana pasada sobre una de las piezas del conjunto escultórico del Peine del Viento de San Sebastián. De hecho, en un par de horas quedó restituida a su estado anterior sin que «la obra sufra ningún deterioro».

Así lo explicó Mikel Chillida, director de marketing del museo durante la visita que ha hecho a los trabajos que se llevan a cabo en la escultura de su abuelo, junto a la concejala de Espacios Públicos del Ayuntamiento donostiarra, Marisol Garmendia.

Los trabajos consisten en aplicar un decapante y posteriormente un disolvente sobre la zona afectada, donde para terminar se utilizará agua a presión en la medida en que se precise, según explicó la concejala de Espacios Públicos, Marisol Garmendia. «Es la solución que reúne las mejores condiciones para garantizar la idoneidad, seguridad y rapidez a la hora de actuar de la manera más adecuada y respetuosa» sobre la emblemática obra de Eduardo Chillida.

Para las once de esta mañana, cuando los responsables han hecho la visita, los lazos ya no se veían en el gran 'peine' que había sufrido el ataque, el que está anclado a la ladera del monte Igeldo y el único de los tres que está accesible desde la plaza que enmarca el conjunto artístico, obra del arquitecto Luis Peña Ganchegi.

La limpieza de las pintadas ha sido llevada a cabo por expertos de Chillida Leku

Sin embargo, los técnicos expertos de Chillida Leku, junto a otros operarios, proseguían a esa hora con la minuciosa tarea de eliminar cualquier resto y restaurar a su estado anterior la superficie del acero corten afectada, mientras la zona permanecía vallada y varios toldos protegían el suelo y las rocas del acantilado para evitar ensuciarlos con residuos de los decapantes y disolventes aplicados.

«La operación está yendo mejor de lo esperado» y «terminará hoy mismo», ha dicho la concejala, quien ha expresado su satisfacción por el hecho de la obra artística sea devuelta a «su estado original, el que nunca debió perder». Para el mediodía, la limpieza había acabado.

El representante del museo, que ha acudido al Peine del Viento con su padre, Luis, presidente de la Fundación Chillida-Belzunce, ha valorado y agradecido la colaboración con el consistorio a la hora de llevar a cabo los trabajos de forma «rápida y adecuada».

Ha agregado que los técnicos que están haciendo la limpieza son «personal cualificado» que trabaja «hace mucho» en tareas de este tipo en obras de Eduardo Chillida, y que se ha desplazado para ello a lugares como Alemania y Estados Unidos .