Kiko Agudo expone en el Aranzazu

De izquierda a derecha, Pajares, Unanue, Mendizabal y Agorreta. /
De izquierda a derecha, Pajares, Unanue, Mendizabal y Agorreta.

Sus obras con piedras de las playas de Menorca se pueden ver en el bar del hotel |

La cafetería del hotel Aranzazu cuenta desde hace unos días de un espacio para que artistas donostiarras y guipuzcoanos puedan exponer sus obras. Kiko Agudo, escultor local, que alterna esta afición con el trabajo en su empresa, estrenó esta apuesta cultural de hotel. Para crear sus obras recupera piedras de las playas de Menorca, piedras que luego trata y juega con ellas y con piezas de hierro.

Su obra tuvo una gran aceptación entre los asistentes a la inauguración, en la que se sirvió un lunch, con la también creación del chef del hotel Martín Aristondo de un pintxo inspirado en las obras del escultor.

Entre los asistentes a esta inauguración: Cristina Lagé, del restaurante Via Fora; Xabi Aranzadi, entrenador personal & coach; el gran cocinero Koldo Lasa, del restaurante Lasa de Bergara y su esposa Juana Agudo; el traumatólogo Rafa Benegas de la Clínica Benegas con su esposa Mercedes Marcellán de Perfumería Carei; Eugenio Mitxelena de Euskabea; Patxi Altuna y su esposa Elena Elizegui, socios de Comercial Aurki; Santi Plaza de Metálicas Donosti con su esposa Mar de Peluquería Marbell; Bittor Hereza, de Digitarte; Ana Andrés y José María de Frutería de Andrés; Jesús Mari Rosón, de Construcciones Muroa y su esposa, la doctora Montse Gago; el abogado José de Vicente y Lucía; del Ayuntamiento el asesor Iñaki Gurrutxaga y su esposa Ana; Ramoni y Maider de Lenceria Ramoni de Irún; los amigos Fernan Zabalegui, Ainhoa, Aimar, Zulai, Carlos y Ana; la familia del escultor, su esposa Cuque Illa, directora del hotel y Txomin Agudo, Aitor Agudo y Koldo Agudo; David Aranburu y Estitxu Antunez con su hijo Aner y Javier Elias de Gonzalez Byass; Pedro Cid de Hozlandu; Elena Vidal y Jorge Ferreira de Igel Rock Taldea y Maider Porrua de Porrua Servicios Odontológicos y Nina Camborda.

Del equipo de Comercial Aurki: Galder Agudo con su pareja Janice Laquidain; Ekaitz Agudo; Aimar Altuna con su esposa Karla y su hija Mara y su pareja Danel; Ingrid Ribera con su marido Iñaki, Gorka, Sofía, Erik, Mikel, Félix y Dani; Juan Antonio Martín y su esposa Paquita de Muebles Martínn y del hotel, el maître Mihai Popov.

Mus en Gaztelubide

El pasado sábado se celebró en la sociedad Gaztelubide la cena de clausura del Campeonato de Mus de 2018. Era la 46 edición de este torneo, que cuenta con mucha aceptación por socios y amigos. Este campeonato se ha venido celebrando durante dos meses y ha contado con la participación de 43 expertas parejas.

La pareja formada por Manueltxo Unanue y Alfonso Agorreta venció en la final a José Luis Melero 'Rubio' y José Luis Nafarrate 'Kapi', por un apretado 4-3. Se repartieron obsequios para todos los participantes que fueron distribuidos por el incansable Manolo Pajares. Un centenar largo de comensales, degustaron el menú tradicional para esta ocasión, de 'Zurrukutuna', Menestra de Cordero y de postre Mamia, todo ello elaborado por el socio Bixente Odriozola.

En la sobremesa, el presidente de Gaztelubide, José Ramón Mendizábal, agradeció a todos los que hacen posible la organización, en especial al socio Manolo Pajares por su dedicación desde el inicio del campeonato, hace ni más ni menos que 46 años y a los proveedores y simpatizantes que proporcionan los valiosos obsequios y trofeos.

El presidente José Ramón Mendizábal 'Mendi' entregó grabados de honor al socio Javier Marín como socio octogenario y luego impuso la insignia de plata de Gaztelubide a los nuevos socios dados de alta durante el año 2018. Sus nombres: Agustín Ramírez, Juan Ignacio Huarte, José Miguel Soroeta y Agustín Andonegi, continuando con las plazas de sus padres, a los que hay que añadir a Ibon Susperregi, Juan Manuel Garmendia, José Luis Astigarraga y Jaime San Martín, que celebraron así su nueva condición de socios de Gaztelubide.

El ambiente reinante en la cena fue inmejorable. Todas las parejas participantes recibieron obsequios donados por todos los colaboradores de Gaztelubide. La velada terminó entonando villancicos tradicionales por el Coro y los asistentes acompañados al piano por el director del Coro Jaime Tejadas.