Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

La isla de Santa Clara pasa del Estado a los donostiarras

La isla, un domingo de regatas de 1960. /fondo marín / paco marí
La isla, un domingo de regatas de 1960. / fondo marín / paco marí

1968. Destacaban la celeridad en la toma de la decisión, autorizada en un consejo de ministros en el palacio de Ayete

Mikel G. Gurpegui
MIKEL G. GURPEGUISan Sebastián

Hasta hace cincuenta años, nuestra querida isla de Santa Clara pertenecía al Patrimonio del Estado. Fue entonces cuando pasó al Ayuntamiento donostiarra, y sin abonar cantidad alguna. Si bien la cesión de la propiedad se verificó el 31 de octubre de 1968, la decisión se tomó semanas antes, en uno de aquellos consejos de ministros que durante el verano celebraba Franco en Ayete.

De ellos informaba nuestro diario desde su primera página el 14 de septiembre de 1968, con dos fotografías de Aygüés padre. Una, el clásico posado de grupo en las escaleras del palacio donostiarra, con el dictador y Carrero Blanco en el centro. En la otra fotografía se les veía charlando a tres de los ministros estrella del momento, Fernando María Castiella, Manuel Fraga Iribarne y José Solís Ruiz. Grandes titulares. «Consejo de Ministros en Ayete: Se aprueba el ensanche y mejora de la carretera de Miraconcha. Se autoriza al ministro de Hacienda para la cesión gratuita al ayuntamiento donostiarra de la isla de Santa Clara».

El Ayuntamiento recibió la propiedad de Santa Clarade forma gratuita

Estábamos en el franquismo y no se daban detalles de más. De hecho, la mayor parte de la información, que ocupaba gran parte de la primera y la tercera página del periódico, era un listado de asuntos tratados, decretos e informes con lenguaje funcionarial y encabezado por un directo «Referencia de lo tratado en el Consejo de Ministros celebrado el día 13 de septiembre de 1968, en el palacio de Ayete, bajo la presidencia de Su Excelencia el Jefe del Estado».

Lo que parecían «fabulosos sueños de los Amigos de la Isla» fueron gestionadospor el alcalde Elósegui y concretados en Ayete

En un apartado se explicaban más algunos temas, con información facilitada por Fraga. Allí se leía que el ministro de Hacienda, «haciéndose eco de la petición que le ha formulado el Ayuntamiento de San Sebastián sobre la cesión de la Isla de Santa Clara -que actualmente pertenece al Patrimonio del Estado- ha propuesto al Consejo de Ministros la iniciación del expediente de cesión a favor del municipio. El Gobierno autorizó al ministro de Hacienda para efectuar la cesión gratuita en la forma y condiciones que estime convenientes de acuerdo con la legislación vigente». Y punto.

Un comentario de DV se congratulaba de la decisión, al parecer rápida: «La isla de Santa Clara, según ha anunciado el ministro de Hacienda, pasa a ser de San Sebastián. Una aspiración donostiarra, expresada hace días, casi hace horas, por el alcalde de la ciudad, don José Manuel Elósegui, a aquellas altas jerarquías nacionales de cuya jurisdicción dependía el verde y pintoresco dique natural que defiende a la Concha 'contra los riesgos del mar' y convierte la bahía en un tranquilo lago, acaba de ser atendida y satisfecha con una celeridad administrativa que no tuvieron ni las murallas a mediados del pasado siglo, ni Urgull a comienzos del actual».

«Este rápido acceder a que San Sebastián incorpore a su perímetro urbano, en forma real y legal, la Isla de Santa Clara merece ser puesto de relieve y a tono con él la gratitud donostiarra debe también ser relevante. Gracias sean dadas en primer lugar a nuestro alcalde, que recogiendo lo que parecían fabulosos sueños de los Amigos de la Isla, canalizó la iniciativa; gracias a los titulares de la Carteras -ministros de Marina y de Hacienda- bajo cuya jurisdicción estaba Santa Clara; y gracias al Jefe del Estado, que imprimió decisiva celeridad al acuerdo ministerial».

Contenido Patrocinado

Fotos