El hotel de la calle San Bartolomé acelera su apertura y ya acepta reservas para septiembre

Las fachadas blancas del futuro hotel Villa Victoria confieren mayor luminosidad a la calle San Bartolomé./SARA SANTOS
Las fachadas blancas del futuro hotel Villa Victoria confieren mayor luminosidad a la calle San Bartolomé. / SARA SANTOS

El nuevo establecimiento, de dos estrellas y 34 habitaciones, se llamará Villa Victoria y pertenece a la cadena Intur

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

La expansión hotelera avanza y este mismo mes se espera la apertura de un nuevo establecimiento en la ciudad, que se suma a los más de cuarenta -incluidos hostales, pensiones y albergues- en fase de construcción o ya con licencia de actividad y que suponen la creación de 840 camas en la presente legislatura.

La cadena Intur acelera los trabajos para inaugurar su hotel de la calle San Bartolomé a lo largo de este mes, según explicaron fuentes de la empresa. Complicaciones en las labores de cimentación han impedido que el alojamiento estuviera edificado para el comienzo del verano y, a la vista de la marcha de las obras, parece más factible que abra en agosto que en las tres próximas semanas.

La cifra

850
plazas de alojamiento turístico se han creado a lo largo de la legislatura, entre ellas las que ofrecerán 23 nuevos hoteles y 21 hostales, pensiones y albergues repartidos por la ciudad.
850
Villa Victoria
Ubicación
el nuevo hotel de la cadena Intur está en la esquina entre la calle San Bartolomé y la cuesta de Aldapeta.
Categoría
se trata de un hotel-boutique de dos estrellas con 34 habitaciones.
Edificio
la antigua casa ocupada fue derribada para levantar un hotel de fachadas blancas.

El nuevo alojamiento turístico sustituye al edificio villa Argi Alde, una construcción con influencias art decó que, tomada por grupos okupas, presentaba en sus últimos años un muy mal estado de conservación. El edificio hace esquina entre la calle San Bartolomé y la cuesta de Aldapeta.

La cadena Intur cuenta en la actualidad con seis hoteles, tres de ámbito vacacional en Benicassim (Castellón) y tres de tipo urbano en Castellón, Alcazar de San Juan (Ciudad Real) y Madrid. El grupo construye, además del establecimiento de San Sebastián, otro hotel boutique más en Sevilla (hotel Intur Casa de Indias). El ubicado en el centro de Donostia se llamará Villa Victoria by Intur, según explicaron fuentes de la empresa, y será un hotel boutique de dos estrellas que contará con 34 habitaciones. El grupo castellonense señaló que la inauguración «está prevista para el mes de julio», aunque en la actualidad la reserva de habitaciones solo se puede efectuar a partir del 1 de septiembre. Una habitación estándar ese primer fin de semana de septiembre tiene un precio de 210 euros la noche, mientras que en noviembre los precios bajan a 70 euros la noche.

Intur hizo, a petición del Departamento de Urbanismo, una modificación de la envolvente del hotel para que la fachada no fuera tan plana como mostraba el diseño original, lo que podía contrastar mucho con los edificios de piedra característicos del Centro.

Tras varias conversaciones, hubo entendimiento y satisfacción en el Ayuntamiento por el trabajo realizado por el arquitecto Gonzalo Dueñas, a quien la promotora encargó la remodelación del proyecto. El edificio es una interpretación del inmueble que se levantó en la esquina de San Martín con Prim (antigua sede de la Hacienda foral, hoy destinado a viviendas) para dar lugar un edificio de arquitectura romántica, con un aire al hotel de Londres del paseo de La Concha. Una de las nuevas características del establecimiento es que tendrá un color blanco que ayudará a «aportar luminosidad y brillo» a una calle angosta que tantea fórmulas de revitalización. Aunque la fachada no será del material previsto en el proyecto definitivo, la empresa asegura que será de «piedra natural», lo que dará un aire «elegante» al inmueble.

Pensiones y albergues

Además del de Intur y del de la Sade en la plaza Lasala, que se inauguró ayer mismo, el boom turístico que vive Donostia ha favorecido la proliferación de nuevos hoteles como el del antiguo convento de San Bartolomé (122 habitaciones), el del número 11 de la plaza Gipuzkoa (4 estrellas, 33 habitaciones), el de la calle Mari (17 habitaciones), el hotel y residencia Cliving, ubicado junto a Policlínica Gipuzkoa (73 habitaciones), el Arrizul de la calle Ronda (46 habitaciones), el de Tabakalera (43 habitaciones), el de Akelarre, en Igeldo (32 habitaciones) o el hotel de Siervas de María, de la compañía Zenith, en la calle San Martín (cuatro estrellas, 81 habitaciones). A la espera de licencia de obra se hallan el hotel de la calle Amara 26, en la antigua residencia de la Policía Nacional (90 habitaciones), el del camino de Portuetxe 35 (cuatro estrellas y 151 habitaciones), el de la calle Mayor, encima del bar Atari (29 habitaciones), la ampliación del hotel Arrizul en Aldunaene (14 habitaciones) o el de Reparadoras, que funciona como hostel y se plantea una ampliación.

También se han concedido desde 2015 licencias para dos albergues: en el número 18 de la calle Matia (34 habitaciones, 302 plazas) y en el paseo de Heriz (150 plazas).

Más

 

Fotos

Vídeos