Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

«¿Que la Herri Musika no es moderna? ¡Si tiene más ritmos que AC/DC!»

Cuatro músicos grandes y un proyecto. Acordeón, percusión, alboka y contrabajo. Joxan, Iñaki, Iñigo y Julio en Hernani. /Michelena
Cuatro músicos grandes y un proyecto. Acordeón, percusión, alboka y contrabajo. Joxan, Iñaki, Iñigo y Julio en Hernani. / Michelena

Joxan, Iñaki, Iñigo, Julio. Una alboka bien acompañada

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

La foto, en el escenario de la casa de Cultura Biteri donde el grupo magnífico liderado por Iñigo Lurgain ofreció el concierto que inauguró la vigesimoquinta (¡25 ya!) reunión de albokaris de Euskalherria o lo que es lo mismo, Euskal Herriko Albokarien Hernaniko 25. Topaketa. Iñigo presentó un proyecto muy atrevido, 'Amari'. Y lo hizo con la complicidad de gente grande: Joxan Goikoetxea con el acordeón, Iñaki Telleria con todas las percusiones posibles y Julio Andrade con su contrabajo. Hablamos el lunes a muchas bandas porque Iñigo ensayaba con los Young Pigeons, Iñaki andaba en un festival, Joxan en Gasteiz y Julio en su estudio de grabación de Intxaurrondo.

- Fuiste tú, Joxan, quien le diste un fuerte empujón a Iñigo para que 'Amari' se hiciera realidad.

- Tuvimos que empujarle, sí. Para que fuera el 'front man', el líder de esta historia. Llevaba mucho tiempo creando temas pero yo le dije que no podían pasar años y más años así que tenía que empezar a cargar la pistola. A cargarla y a disparar Y lo ha hecho. Y nosotros tres le hemos acompañado, hemos envuelto su alboka. Los tres somos gente que se sale de ciertos parámetros. Somos raros y por eso valemos para enrolarnos en proyectos como este.

- La idea era, es, apasionante.

- Digamos que la alboka sería como un género cinematográfico: tiene sus límites, sus características muy claras. Sus condicionamientos. Pero dentro de los márgenes, tan marcados, de la 'herri musika' la propuesta de 'Amari' resulta muy interesante porque ofrece unas composiciones que podríamos llamar 'cuasi pop' pero que es mejor definir como 'naif' en el mejor sentido de esta palabra.

- ¿Y cuál es el mejor sentido de una palabra que viene a significar según la RAE: 'obra artística que se caracteriza por reflejar la realidad con deliberada ingenuidad, aparentemente infantil, y con poesía y simplicidad'.

- El de 'poesía y simplicidad'. La 'Herri Musika' a veces aparece excesivamente lastrada por sus raíces, por una fuerte carga de 'profundidad'. Esta propuesta la aligera y al mismo tiempo ofrece un trabajo intenso con ideas y arreglos muy válidos que el viernes sorprendieron en Hernani. Porque no dejan de ser la prueba de la evolución del instrumento. Y sorprendieron allá, donde llevan 25 años siendo testigos de esos cambios. Donde han oído a maestros de antaño como Silvestre Elezkano 'Txilibrin' o Leon Bilbao. Y a clásicos modernos como Griffin o Beltran.

- Antes de seguir, permitidme que entre todos definamos la alboka como instrumento. Puede que no todos los lectores la conozcan bien.

- Los primeros documentos escritos que hablan de ella en este país datan de 1443 y aparecen en Arrasate pero su nombre viene de la palabra árabe que significa 'trompeta'. En su versión guipuzcoana está formada por un cuerno o 'adar handi', un cuerpo y una boca de madera. En una sola pieza. Y los dos tubos. Por último, dispone de dos 'fitak' de lengüeta. Su sonido no es interrumpido, has de conseguir respirar sin dejar de tocar.

- ¿Qué decís por ahí de que durante épocas no estuvo temperada?

- Pues eso, que solo tenía una escala. Ahora las tiene todas. Ha ido ganando notas. Algunos puristas puede que digan que eso rompe la tradición, como dicen que la destruyes cuando usas la afinación en la txalaparta o creas melodías. La eterna lucha entre evolución y tradición.

- No estamos traduciendo la expresión 'herri musika' al castellano...

- Quizás porque eso de 'Música popular' o 'de pueblo' es demasiado amplio y muy difícil de definir. ¿Qué es popular? ¿'Pop' no viene de 'popular'? ¿Será ya el rock 'herri musika'? ¿Será música popular el regetón? ¿Qué hacemos con el folk? ¿Con la música de raíz, el blues, el flamenco? ¿Qué hacemos con el hip hop tan callejero? ¿Y con el trap?

- Lo que no tiene discusión es el titular, ¿verdad? Y eso que amamos a esa banda, ¿cierto?

- 'Highway to Hell' y 'You Shook Me All Night Long' por siempre. Pero tienen un ritmo de 4x4, un ritmo binario propio de la música moderna. Con pocos elementos crean un sonido bestial. Mientras, nuestra 'herri música' nos ofrece... ¿los contamos?

- ¡Claro!

- Compases irregulares, amalgamados. El fandango es un 3x4; el arin ari, un 2.4. La kalejira, 6.8. Y luego están el zortziko y la ezpatadantza.

- Interesante... De 'Amari' a todos os ha gustado, a ti Iñaki, por ejemplo, la oportunidad de crear música con instrumentos tan dispares para envolver a otro tan antiguo como es la alboka. Pero Iñigo tiene en mente jugar con otros instrumentos de leyenda popular, ¿no?

- Con tantos... La txanbela, por ejemplo, parecida a la dulzaina. Cónica, se tocaba mucho en Zuberoa. Pero también trabajaremos con el ttun ttun, que tiene mucho de salterio. Con el burrun y la zarrabetea. O la harriparta, esa txalaparta de piedras...

Contenido Patrocinado

Fotos