Un 'puro' de más de 6 millones de euros

responsables del estanco y de la administración celebran el premio que repartieron anoche. /Felix Morchecho
responsables del estanco y de la administración celebran el premio que repartieron anoche. / Felix Morchecho

El estanco Nava de Donostia reparte el mayor premio del año en Gipuzkoa a un acertante del Gordo que invirtió 9 euros en una apuesta automática

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Más de 70 años vendiendo tabaco y apenas 20 como administración de lotería, pero la Cava del puro Nava de Donostia nunca había entregado «tanta felicidad». En otras palabras, nunca había vendido un 'puro' «tan grande». Sus propietarios, Carmelo Endolz, y las hermanas Teresa y Elena Nava no salían esta mañana de su asombro tras conocer que en su terminal de apuestas se había sellado el boleto que ayer fue agraciado con más de 6,2 millones de euros en el sorteo del Gordo de la Primitiva.

«Eso son más de 10.000 millones de las antiguas pesetas», apuntaba impactado Carmelo, que espera que el agraciado sea un vecino del barrio de Gros donde se ubica la tienda. Aunque ninguno de los tres que se ubican detrás del mostrador quieren conocer a quién le ha correspondido la suerte. «Preferimos que no se conozca, que no le moleste nadie y que no nos pregunten a nosotros si lo conocemos», explican.

El acertante realizó un apuesta «de máquina» de 9 euros. Es decir, pidió que automáticamente el terminal le completara todas las columnas de una apuesta -seis- sin escoger él o ella los números. Azar puro. De ahí que todavía el agraciado pueda desconocer que el boleto que guarda le da derecho a percibir más de 6 millones de euros. «En muchas ocasiones la gente llega a echar el sorteo siguiente y nos pide que miramos si le ha tocado algo en la apuesta anterior, sobre todo los que no apuestan a una combinación concreta», apunta Enrique, que añade que en ese tipo de revisiones en otra ocasión un apostante comprobó que le habían tocado 10.000 euros. «Pero creo que con un premio tan grande no habrá ese 'despiste'», advierte.

El móvil, apagado

Los responsables del estanco y la administración han conocido a primera hora de la mañana que habían repartido ese primer premio del Gordo de la Primitiva y que se convertían en el establecimiento que ha sellado el premio más alto de lo que va de año en Gipuzkoa. Hasta ahora, ese honor le correspondía con 5,4 millones a la administración de Lasarte, con un premio del pasado mes de marzo. «Esta mañana teníamos un montón de mensajes y wasaps con felicitaciones y no nos lo creíamos. Hemos tenido el móvil apagado durante todo el fin de semana y hasta hoy no han podido contactar con nosotros», comentaban Carmelo y Teresa, entre risas.

Cada cliente que ha acudido al local ha felicitado de forma efusiva a los propietarios, muy apreciados en el barrio de Gros al llevar las riendas de un comercio histórico. «Estoy deseando que llegue el agraciado solo para ver cómo reacciona la máquina cuando comprobemos el premio», afirmaba Elena Nava, expectante. Decenas de apostantes se han acercado durante la mañana a comprobar sus boletos y sellar apuestas para la semana, donde un jugoso bote de 146 millones del Euromillones llama a todos la atención.

«Por poco me tiro de los pelos esta mañana», gritaba una de las clientas habituales a la entrada del comercio. «Dile al fotógrafo que espere que igual soy yo la agraciada», advertía otra al entregar su apuesta para que fuera comprobada. Al final, agua, el propietario del boleto agraciado con una lluvia de millones seguía sin aparecer. «Que piense bien lo que va a hacer con el dinero y reflexione, que tiempo siempre va a tener para cobrarlo», comentaba Carmelo. En total, le quedarán algo más de 5 millones de euros limpios tras pasar por el 'cazo' de Hacienda, que en este caso se embolsará más de un millón de euros.