Goia asegura que el consistorio velará por la «salubridad» del edificio ocupado de la calle Moraza

Tres personas fueron detenidas y seis agentes heridos en los incidentes del miércoles en el edificio ocupado de la calle Moraza/EFE
Tres personas fueron detenidas y seis agentes heridos en los incidentes del miércoles en el edificio ocupado de la calle Moraza / EFE

El alcalde en funciones asegura que hay abierto un proceso judicial y que la situación es «complicada» al tratarse de una propiedad privada

EFE

El alcalde en funciones de San Sebastián, Eneko Goia, ha recordado este jueves que la casa en la que el miércoles se produjo un incidente entre sus ocupantes y agentes de la Ertzaintza es una «propiedad privada», sobre la que hay abierto un proceso judicial, por lo que se trata de un asunto «complicado» de tratar.

Goia ha hecho esta reflexión al ser cuestionado por los periodistas sobre la actuación policial desarrollada por la Ertzaintza en este edificio, situado en la céntrica calle Moraza de la capital guipuzcoana, que se saldó con tres detenidos, seis agentes lesionados y dos personas identificadas trasladadas al Hospital Donostia, al parecer con algunos cortes.

Según informó entonces el departamento vasco de Seguridad, los policías habían acudido a este inmueble para identificar a las personas que se encontraban en su interior, después de que un particular alertara de que se habían colado en la vivienda en la que con anterioridad ya se habían producido otros episodios de ocupación, y donde fueron recibidos de manera violenta por estas personas.

«Es un asunto complicado porque estamos ante una propiedad privada, en un tema judicializado, en el que los pasos que se den evidentemente tienen que ser por es vía», ha respondido Goia al ser cuestionado por estos hechos.

«A nosotros -ha añadido- nos corresponde garantizar que se cumplen unas mínimas condiciones. Tenemos quejas de muchos vecinos y evidentemente también tenemos que hacer que esas condiciones mínimas se cumplan, desde el punto de vista de la salubridad«.

El primer edil ha insistido en la «complejidad» de este asunto, en el que hay «una propiedad privada de por medio» y «con una actuación judicial» que hace que el Ayuntamiento deba «actuar en consonancia» con esta situación.

Goia ha desvelado que el consistorio ya ha «constatado» la «negativa» situación que ofrece «el estado de salubridad del edificio», lo que conlleva «una obligación por parte de la propiedad» de «actuar en ese sentido y dotar al edificio de las condiciones exigibles».

«Ese es el paso que el Ayuntamiento en este momento está dando, el exigir que eso se cumpla», ha incidido el alcalde, antes de recordar que el consistorio ya tiene previsto reunirse con los vecinos afectados por esta situación en un encuentro que había sido programado antes del incidente del miércoles.

Más noticias