'Gilda' presidirá la fiesta de Santo Tomás en Donostia

La cerda de Santo Tomás pesa 330 kilos, come 20 kilos de maíz al día y le encantan las verduras de la huerta como la berza y nabo

La cerda Gilda con su dueña Cristina Saralegi. / Ainhoa Múgica
Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICA

'Gilda' camina con paso firme y contoneando el trasero por las campas de Leitza. Sabe que este miércoles es el centro de atención y se deja querer por su dueña Cristina Saralegi que le trata con mucho mimo. Durante la presentación ante los medios de comunicación celebrada en el caserio Arro de Leitza, se dedica a escarbar en la hierba con su hocico y saluda a aquellos que reclaman su atención. «Es tranquila y muy comilona, ahora pesa 330 kilos y creo que para el día de Santo Tomás llegará a los 340 kilos, aunque al principio pensábamos que no porque es un animal no muy grande». «Come 20 kilos de maíz al día que le encanta y verduras de la huerta como la berza y nabo» explica orgullosa su dueña Cristina Saralegi.

Los últimos años 15 años Cristina Saralegi se encarga de criar la cerda que se expone en la feria de Santo Tomás. Este año 'Gilda' es de Urroz, tiene cinco años y se ha criado en el caserio Arro de Leitza.

Gilda ha paseado por el campo durante su presentación ante los medios / Ainhoa Múgica
 

Fotos

Vídeos