Un error al votar el impuesto de Plusvalías deja para el Pleno la congelación del tributo

Un momento de la votación de las proposiciones y enmiendas en la comisión de Hacienda./A.M.
Un momento de la votación de las proposiciones y enmiendas en la comisión de Hacienda. / A.M.

Los ediles de PNV y PSE se equivocaron en la comisión de Hacienda al validar una proposición normativa de Irabazi, que confían en poder enmendar a final de mes

Aingeru Munguía
AINGERU MUNGUÍASAN SEBASTIÁN.

El Pleno de este mes aprobará una moderada subida de impuestos y tasas para el año que viene. La única incógnita es cómo quedará configurado el impuesto de Plusvalías, tras el error cometido ayer por los concejales de PNV y PSE en la comisión de Hacienda al suscribir una proposición normativa de Irabazi que abogaba por una subida de un 2% para todos los tramos del tributo, cuando el ejecutivo solo quería gravar las transmisiones de inmuebles adquiridos en un plazo inferior a 5 años.

El Pleno de finales de mes dará el visto bueno a los impuestos y tasas municipales que aplicará el año que viene el Ayuntamiento. La presión fiscal de los donostiarras se incrementará de media alrededor de un 1,2%, con la subida de algunos tributos y la congelación de la mayoría. Los principales cambios serán una subida de un 1% en el IBI, principal fuente de ingresos propios del Ayuntamiento, e incrementos de un 3% en la tasa de basuras, en la del agua -aunque en este caso la repercusión para los hogares será de un 2% mientras que para las actividades económicas escalará un 4,52%- y de un 1% en la tarifa 1 zona roja de la OTA. El IAE, que grava la actividad económica de las empresas con más de un millón de euros de facturación, aumentará también un 2%. El impuesto de Vehículos y el de Plusvalías no sufrirán cambios finalmente, y eso que estaba previsto que el gobierno municipal accediese a gravar un 2% más a los vendedores de inmuebles adquiridos en un plazo inferior a cinco años. Este tributo tiene diferentes tipos en función de los años de propiedad de la vivienda que se vende, de tal forma que no es lo mismo vender un piso al año de haberlo comprado que a los 20 años de disfrutarlo. Irabazi pretendía en su proposición normativa subir un 2% este impuesto en todos los tramos. El gobierno municipal hizo una enmienda para apoyar este incremento únicamente en el tramo de los inmuebles adquiridos entre 1-5 años antes de su venta porque «en estos casos sí se puede apreciar un componente especulativo». El caso es que a la hora de votar en la comisión los ediles de PNV y PSE no solo sacaron adelante la enmienda sino también, por error, la propia proposición normativa de Irabazi. Esto impedirá discriminar en el Pleno su posición ya que en teoría se tiene que votar en bloque, algo que ayer dejó claro en la sesión, a instancias de EH Bildu, el representante de los Servicios Jurídicos. Fuentes del gobierno señalaron por la tarde que cabe una interpretación más flexible y confiaban en poder sacar adelante en el Pleno solo su enmienda, lo que permitiría subir un 2% en impuesto únicamente para el primero de los tramos.

Dictamen para el Pleno

IBI
Subida de un 1%.
IAE
Incremento de un 2%.
Plusvalías
Aumento de un 2% votado por error en comisión. El gobierno municipal rechazará en el Pleno esta proposición normativa e intentará subir solo el primer tramo del impuesto (viviendas adquiridas en el plazo 1-5 años).
Basuras
Subirá un 3%. Los vecinos que utilicen el contenedor marrón verán incrementada la bonificación del 20 al 23%.
Agua
La recaudación se incrementará un 3%, gracias a una subida de un 2% para los hogares y un 4,52% para las actividades económicas.

El concejal de Hacienda, Jaime Dominguez-Macaya, explicó que en 2019 se incrementarán las tasas vinculadas a servicios con mucho déficit, como agua y basuras, «porque o aumenta lo que pagan los ciudadanos o el déficit seguirá subiendo». Argumentó que en vez subir el recargo en el IBI a las 900 viviendas vacías detectadas por el Ayuntamiento «hemos preferido gravar la licencia de actividad de los pisos turísticos, una actividad que sí se ha demostrado que estaba perturbando el mercado del alquiler». El concejal socialista Enrique Ramos defendió la propuesta fiscal del ejecutivo por ser «razonable, equilibrada y sensata».

Josu Ruiz (EH Bildu) criticó que el gobierno se enmiende para «parecer que tiene voluntad de acordar con la oposición» cuando lo procedente habría sido que «hubiera negociado de verdad» con los grupos. En su opinión, y en la de Amaia Martín (Irabazi), es incomprensible que el recargo del IBI para los pisos vacíos se mantenga en solo el 25%.

El IBI subirá un 1%, las basuras un 3% y el agua un 2% para los hogares y un 4,5% para las actividades

La oposición critica al ejecutivo no haber negociado ningún cambio en su propuesta fiscal

La portavoz de Irabazi tachó de «populista y electoralista» la propuesta fiscal del ejecutivo porque con una apariencia de moderada sube los principales tributos. Miren Albistur (PP) juzgó incomprensible que siga subiendo el IBI cuando todos los años hay superávit en el Ayuntamiento y se recauda más por este impuesto de lo previsto, y rechazó la nueva subida de la basura, que deja en un 21% el incremento de la tasa en la legislatura «sin una explicación a la ciudadanía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos