Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Empezaba el veraneo y los comercios abrían en domingo

El Boulevard, en la primera década del siglo XX./FONDO MARÍN
El Boulevard, en la primera década del siglo XX. / FONDO MARÍN

1908. Como ciudad veraniega, San Sebastián estaba exenta durante tres meses de aplicar la ley del descanso dominical

Mikel G. Gurpegui
MIKEL G. GURPEGUISan Sebastián

La ley del descanso dominical no rezó ayer con los donostiarras, pues gracias a la influencia que San Sebastián tiene como población veraniega, se le concede una exclusión de tres meses. Así es que por la mañana no parecía que nos encontrábamos en un domingo como los que han pasado, sino en un día de hacienda muy lleno de animación. Los comercios permanecieron abiertos hasta el mediodía y las tabernas pudieron recibir con toda libertad a sus clientes, haciéndose un consumo franco y abundoso de toda clase de bebidas».