La futura urbanización de la playa de vías de Amara-Easo

La playa de vías de Amara-Easo/Lobo Altuna
La playa de vías de Amara-Easo / Lobo Altuna

El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de San Sebastián han rubricado un convenio que afecta a una superficie de 21.000 metros cuadrados entre la plaza Easo y el ámbito de Morlans

EL DIARIO VASCO

Este martes se ha dado el primer paso para la futura urbanización de la playa de vías de Amara-Easo que quedará libre cuando concluyan las obras de la variante del Topo. El Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de San Sebastián han rubricado un convenio. Se prevé que dentro de cuatro años, una vez que finalicen las obras de soterramiento de la línea Hendaia-San Sebastián-Lasarte/Oria de Euskotren, conocida como 'Topo', se empiece a actuar sobre el citado espacio con una superficie de 21.000 metros cuadrados entre la plaza Easo y el ámbito de Morlans.

La consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, en calidad de presidenta de Euskal Trenbide Sarea (ETS), Arantxa Tapia, y el alcalde donostiarra, Eneko Goia, han rubricado este acuerdo y a continuación han ofrecido una rueda de prensa.

La consejera ha subrayado que la ejecución de la variante del 'Topo' ofrece «una gran oportunidad» para Donostia, ya que posibilitará la liberación de suelo actualmente ocupado por la infraestructura ferroviaria entre la estación de Amara, en la plaza de Easo, la playa de vías y la zona de Morlans y su integración urbana.

Actualmente estos suelos están calificados como sistema general ferroviario, y una vez que se desafecten, cuando esté terminado el soterramiento de las vías, el Ayuntamiento los recalificará abriéndose una «oportunidad que interesa a ambas partes», ha destacado por su parte el regidor donostiarra en la comparecencia ante los medios.

El convenio posibilitará nuevos espacios libres verdes y peatonales de uso y dominio público, con nuevos usos comerciales, de aparcamiento y de viviendas

Tapia ha destacado que Euskal Trenbide Sarea aportará a este proyecto «su experiencia en la integración del ferrocarril en entornos urbanos, como ha ocurrido hace menos de un año en la estación de Loiola de San Sebastián donde se han urbanizado 17.600 metros cuadrados». Ha resaltado, además, que el objeto del convenio con el consistorio donostiarra es «establecer un ámbito de colaboración y coordinación para la reflexión y puesta en común de criterios de ordenación de la parcela liberada«. También articular »la disposición de nuevos espacios libres verdes y peatonales de uso y dominio público, con nuevos usos comerciales, de aparcamiento y de viviendas«.

El convenio tendrá una duración de cuatro años prorrogables. Goia ha asegurado que es tiempo «de sobra» para una vez decidida la ordenación general y finalizadas las obras de soterramiento se pueda acometer una modificación del Plan General y comience la urbanización de la playa de vías.

Tapia y Goia han acordado la creación de una comisión de seguimiento, integrada por tres miembros de cada institución, para empezar a «hacer el dibujo de forma conjunta» de este proyecto, que ha celebrado este mismo martes su primera reunión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos