Donostibus se electrificará totalmente

Dos autobuses con tecnologías no contaminantes de Dbus -híbrido y 100% eléctrico- expuestos en Alderdi Eder./LOBO ALTUNA
Dos autobuses con tecnologías no contaminantes de Dbus -híbrido y 100% eléctrico- expuestos en Alderdi Eder. / LOBO ALTUNA

La mitad de los vehículos de 12 metros será ya en 2019 de tecnologías no contaminantes. Arana (PNV) avanza que la compañía incrementará su presupuesto un 5,6% y espera superar los 28,7 millones de viajeros durante el próximo año

Jorge F. Mendiola
JORGE F. MENDIOLA

Los planes de renovación de la flota de Dbus tienen una fecha en el horizonte. La compañía municipal de autobuses apuesta por alcanzar la electrificación total para 2035, año en el que según las previsiones que maneja la empresa convivirán distintas soluciones tecnológicas. Así, en los corredores de alta capacidad (líneas 5, 17, 26 y 28) habrá vehículos que funcionen con una carga de oportunidad durante el recorrido, como ya ocurre con el articulado 100% eléctrico de Irizar que cubre en pruebas el trayecto Amara-Hospitales y que se alimenta de una estación instalada en el parque de Miramon.

Para entonces también circularán autobuses que combinan los modos eléctrico e híbrido y que darán servicio a las líneas de más de 200 kilómetros diarios, mientras que para distancias inferiores y búhos se utilizarán buses que precisan de una carga lenta nocturna.

Donostia es pionera en la implantación de autobuses con tecnologías limpias y ya en 2014 adquirió el primer bus de 12 metros 100% eléctrico fabricado en Europa, según recuerda Pilar Arana, quien señala como hito más reciente la incorporación a la flota, en periodo de prueba, el nuevo vehículo eléctrico-híbrido de CAF que reduce de forma notable las emisiones de dióxido de carbono.

Dbus calcula que los chóferes cubrirán 7,2 millones de kilómetros, un 2% más que en 2017

La partida de gasto en sueldos se eleva hasta los 28,1 millones, el 77% del presupuesto total

La aportación municipal para enjugar el déficit aumentará 1 millón hasta los 15,9 millones

La concejala de Movilidad avanza que el presupuesto de Dbus para 2019 aumentará un 5,6% hasta los 36,5 millones de euros, dinero que se empleará entre otros conceptos para la compra de seis autobuses no contaminantes. Con esta inversión, la mitad de la flota de 12 metros será de tecnología híbrida o eléctrica.

Arana presentará estos datos al Consejo de Administración de la antigua Compañía del Tranvía como parte de unas cuentas basadas en una previsión de 28,7 millones de viajeros -un 1,3% más que en 2017- y una actualización del precio del gasóleo de cinco céntimos hasta los 0,85 euros por litro. La delegada del PNV advierte de que estos cálculos contemplan una progresiva reducción del gasto en combustibles fósiles como consecuencia de la propia renovación de la flota.

Los autobuses municipales recorrerán en 2019 unos 7,2 millones de kilómetros, un 2% más que el pasado curso. El déficit estructural de la empresa se cubrirá con los ingresos recibidos de la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa (ATTG) por los viajes captados por otros operadores integrados en la tarjeta Mugi dentro del término municipal y los ingresos de la venta de billetes propios de Dbus. El desequilibrio restante se compensará con la aportación económica del Ayuntamiento, que aumentará 1 millón hasta los 15,9 millones. Desde la dirección financiera de Ijentea se ha trasladado a la compañía que ampliaría esta contribución en 263.271 euros si finalmente el resultado del ejercicio así lo exigiera.

Pese a que el presupuesto no prevé un incremento retributivo del personal -más de 500 trabajadores, la masa salarial se actualizará un 1,75% en virtud del acuerdo alcanzado en agosto por la Junta de Gobierno Local. En total, la partida de gasto en sueldos se eleva hasta los 28,1 millones (77% del presupuesto), mientras que la inversión en nuevos autobuses menos contaminantes ascenderá a 1,9 millones.

Atendiendo a las grandes cifras, Dbus gastará 3,9 millones en aprovisionamientos, capítulo que incluye 2,9 millones para combustibles, 921.000 euros para repuestos, 37.350 para aceites y grasas, 13.275 para baterías y 61.900 euros para materiales varios. Las amortizaciones se llevarán 2,8 millones, mientras que los servicios exteriores (reparaciones, transporte de compras, primas de seguros, publicidad, suministros...) contarán con una partida de 3,7 millones de euros.

En cuanto a los ingresos ajenos a la explotación, aquellos que se generan gracias a convenios, publicidad en autobuses y marquesinas, subvenciones o ayudas a la formación continua, entre otros, reportarán 2,2 millones a la compañía, que sitúa la tarifa de equilibrio -el precio que debería costar el billete para cubrir los costes- en los 1,26 euros por viaje más IVA.

Además, Dbus recibirá transferencias por valor de 1 millón de euros procedentes del Gobierno Vasco, en concreto 80.000 euros para la compra de autobuses de tecnología alternativa al diésel y otros 50.000 para la puesta en marcha de nuevos proyectos tecnológicos y de eficiencia energética.

El Ayuntamiento también ingresará en la cuenta de la compañía de autobuses 958.000 euros en concepto de subvención para la ampliación de las cocheras.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos