Donostia «no dará un paso atrás» en la lucha por la libertad de las mujeres

Representantes institucionales, durante la concentración convocada por el Ayuntamiento de San Sebastián. /Sara Santos
Representantes institucionales, durante la concentración convocada por el Ayuntamiento de San Sebastián. / Sara Santos

AGENCIAS

Representantes de todos los grupos municipales de San Sebastián han expresado este martes su rechazo a las agresiones machistas registradas durante el primer fin de semana de fiestas de Semana Grande y han manifestado que la ciudad no dará «un paso atrás» en su lucha por la libertad de las mujeres.

Los concejales, acompañados por el portavoz de la Diputación, Imanol Lasa, y encabezados por el alcalde, Eneko Goia, han celebrado una concentración de repulsa ante el Consistorio, con el lema «Contra las agresiones sexistas», para condenar los dos sucesos «que atentan contra la libertad de las mujeres» sucedidos en la ciudad.

El alcalde se ha referido a la detención de un hombre por colocar cámaras en la vía pública en un lugar «frecuentado por mujeres para orinar» en los días de fiesta y a la denuncia interpuesta por una mujer a la que un varón le realizó tocamientos en una nalga y salió huyendo.

«El Ayuntamiento de forma unánime ha querido mostrar su más absoluta condena y rechazo ante este tipo de actos en nuestra ciudad y hacer una reivindicación en favor de la libertad de las mujeres», ha explicado Goia.

El primer edil ha añadido que la lucha por la libertad de las mujeres constituye «un compromiso firme» del Ayuntamiento, en el que no está dispuesto a dar «ni un paso atrás» y para el que ha solicitado la implicación «activa» de todos los ciudadanos«.

«Para lograr el objetivo de una ciudad que, en todos los órdenes de la vida, no solamente en fiestas, esté absolutamente libre de estas agresiones y que verdaderamente nuestra ciudad sea un espacio de libertad también para las mujeres», ha indicado el alcalde.

Por su parte, las Juntas Generales de Gipuzkoa han condenado estos hechos en una declaración institucional y han solicitado a los ciudadanos que adopten «un compromiso personal y colectivo a favor de la igualdad entre mujeres y hombres».

El parlamento guipuzcoano ha considerado que la violencia machista es «la más grave manifestación de las injustas desigualdades existentes entre mujeres y hombres», lo que constituye «un problema de primer nivel, derivado de relaciones de poder y cuyo objetivo es mantener el sometimiento de las mujeres».

Además

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos