El PIB de Donostia crece por quinto año consecutivo y alcanza el 3,8% en 2018

El PIB de Donostia crece por quinto año consecutivo y alcanza el 3,8% en 2018Gráfico

La tasa de desempleo se mantiene por debajo del 9% con 7.706 personas paradas, lejos de las cifras registrada en las otras dos capitales vascas

Dani Soriazu
DANI SORIAZU

La economía donostiarra continúa navegando a toda vela y suma ya cinco años consecutivos de crecimiento en el PIB. El año pasado se anotó una subida del 3,8%, alcanzando los 7.735 millones de euros, la cifra más alta de esta década. Asimismo, la ciudad mantuvo prácticamente invariable la tasa de desempleo, situándose en el 8,7%, -7.706 personas-, la más baja de los cuatro últimos años y, nuevamente, quedando por debajo de las registradas en las otras dos capitales vascas.

Un balance «muy positivo» que «consolida la recuperación económica», destacó ayer el teniente de alcalde Ernesto Gasco, en el marco de la presentación de los resultados del plan de estímulo y desarrollo económico de San Sebastián 'Donostia Up!' referidos a 2018. Según el edil socialista, esta estrategia impulsada de la mano de la Sociedad de Fomento contó el año pasado con una inversión de 9,06 millones de euros, cofinanciados con fondos de la Comisión Europea, el Gobierno Vasco, la Diputación y el Ayuntamiento.

Con su puesta en marcha se permitió la creación de 1.037 puestos de trabajo, de los cuales casi la mitad -el 49,7%- correspondieron a mujeres. Se crearon 267 empresas, frente a las 222 del año anterior. Del total de empleos generados, el 54% fueron creados en los sectores del comercio y la hostelería, mientras que el 22% fueron de carácter innovador y base tecnológica «gracias a la apuesta realizada por el talento y la innovación», señaló. En este sentido, 121 personas se beneficiaron de los programas de ayuda, atracción y contratación del talento.

El comercio urbano se benefició de una inversión pública de 2 millones de euros. En este apartado, Gasco destacó la segunda edición del mercado de Navidad, que tuvo un impacto económico en la ciudad de dos millones de euros, con 426.000 visitantes y que generó 336 trabajos.