Donostia contará con tres nuevas haurreskolak en 2021

Fotomontaje de la futura zona de Jolastokieta en Altza. /
Fotomontaje de la futura zona de Jolastokieta en Altza.

Está previsto que durante el curso 2019-2020 se finalice la haurreskola de Altza mientras que en 2020 está prevista la apertura de una nueva instalación en Riberas de Loiola y otra en Gros para 2021

DV

Donostia contará con tres nuevas haurreskolas de aquí a 2021 para reforzar este sistema de escuelas públicas para niños entre 0-2 y dos años. En la actualidad, en la ciudad existen trece locales con este servicio, que cuenta con cerca de 600 plazas y con el refuerzo se espera atender a otros 70 pequeños.

La primera de las actuaciones ya se está realizando. Está previsto que el próximo curso, el 2019-2020, esté concluida la haurreskola llamada Altza, en Jolastokieta. Su apertura no conllevará un aumento de plazas, sino de mejora de las instalaciones porque supone la unión de dos equipamientos ya existentes, Harri Berri y Erroteta, en un nuevo espacio más moderno y cómodo.

La siguiente inauguración, si se cumplen los plazos previstos, tendrá lugar en 2020, con la apertura de una haurreskola en Riberas de Loiola, que en la actualidad carece de este servicio. Para el año siguiente, 2021, comenzará a funcionar otra en Gros.

Estas tres nuevas instalaciones son el fruto del convenio firmado este miércoles por la consejera de Educación, Cristina Uriarte, en su condición de presidenta del Consorcio Haurreskolak; el alcalde donostiarra, Eneko Goia; la viceconsejera de Administración y Servicios, Olatz Garamendi; y el concejal de Cultura y Educación de San Sebastián, Jon Insausti.

El protocolo, además, contempla la posibilidad de abrir nuevos centros en función de la demanda y la natalidad. «Vamos a estar vigilantes ante las necesidades que surjan», comentó este miércoles Goia. En este sentido, el acuerdo incluye que se puedan construir otras tres en Intxaurrondo Sur, Aiete y Txomin Enea, entre los años 2022 y 2024.

Las haurreskolas fueron uno de los puntos de desencuentro entre el Gobierno Vasco y los sindicatos en el conflicto que alteró el curso pasado. Las centrales han denunciado en las últimas semanas que el Departamento de Educación no había puesto en marcha uno de los acuerdos alcanzados en mayo para suspender las movilizaciones, que las familias con ingresos anuales inferiores a 18.000 euros no paguen el servicio. Uriarte comentó este miércoles que se refería al curso 2018-2019 «que acaba de empezar» y que el hecho de que no hubiera noticias no significaba que no se estuviera trabajando en el tema. «Estamos elaborando el presupuesto. Que no esté anunciado hasta ahora no significa que no lo hagamos en breve».

Las tres nuevas haurreskolas no son la única novedad en lo que a instalaciones educativas en la capital guipuzcoana se refiere. La consejera anunció este miércoles que se van a producir mejoras en la escuela pública Orixe, situada en la subida a Urgull. En estos momentos se está a la espera de desarrollar un proyecto, que se probablemente se tendrá listo a lo largo del año que viene, para concretar las modificaciones, pero sí está decidido que los alumnos de esta escuela con 6 y 7 años -los que cursen 1º y 2º de Primaria- abandonarán el edificio de la plaza Zuloaga y se trasladarán a la sede central cuando acaben las obras.

El proyecto, que tendrá un coste aproximado de 1,5 millones de euros, incluirá la ampliación del comedor y de los espacios cubiertos; se construirá una nueva entreplanta, que surgirá del cubrimiento de la terraza, para la creación de tres nuevas aulas; se contemplará la posibilidad de habilitar la terraza de la última planta del edificio como nuevo patio y se instalará un ascensor desde la cota 0 del edificio para garantizar la accesibilidad a todos los pisos.

 

Fotos

Vídeos