Fin de curso de Larrotxene Bideo

Una de las grabaciones de alumnos de los talleres de video del Centro Cultural Larrotxene. /
Una de las grabaciones de alumnos de los talleres de video del Centro Cultural Larrotxene.

El Teatro Victoria Eugenia acogerá mañana, a las 20 horas, el XXXI Bideoaldia | Se podrán ver trabajos realizados en unos talleres que han acogido a más de 200 alumnos

YOLANDA SÁNCHEZSAN SEBASTIÁN.

El Centro Cultural Larrotxene y su Taller de Vídeo pondrán mañana el broche a los cursos de la edición 2018-2019 con la celebración del XXXI Bideoaldia en el Teatro Victoria Eugenia. Se trata de un encuentro donde se dan a conocer al público las producciones audiovisuales realizadas por los alumnos de los diferentes talleres formativos de este centro cultural. Durante el acto, se rendirá homenaje al cineasta fallecido Juanmi Gutiérrez, primer profesor de audiovisuales de Larrotxene, y se explicará el acuerdo de colaboración suscrito con Musikene. Las invitaciones para asistir a la sesión se pueden retirar en la taquilla del propio teatro.

El coordinador de Larrotxene Bideo, Unai Guerra, adelanta que este año ha habido mucha producción, por lo que no van a poder proyectarse en el encuentro de mañana todos los trabajos. «Se exhibirán unas 10 piezas representativas de los distintos cursos impartidos a lo largo del año (dirección de actores, documental, ficción...). Algunos se emitirán íntegros y otros en formato de trailers. Realizaremos un segundo pase el próximo día 5 de julio, a las 20 h, en el C.C. Intxaurrondo con las coproducciones con otras entidades y las 'píldoras'» (vídeos cortos en formato web y móvil) que hemos elaborado para promocionar diferentes actividades del programa Olatu Talka 2019, explica Guerra.

Posteriormente, las producciones propias participarán en festivales de cortos como el de Lekeitio. Asimismo, señala que el centro ha duplicado este año la oferta de cursos ante la demanda de los alumnos y subraya que únicamente no se han desarrollado 3 de los 18 programados, lo que califican de gran éxito.

Para los alumnos, es una gran oportunidad poder ver sus trabajos en la 'pantalla grande'. Antes de proyectar los vídeos, subirán al escenario a presentar sus creaciones junto a los profesores. Entre los cortos que se pasarán, se encuentra 'Sombras', un trabajo realizado en 1993 por el director de Errenteria Juanmi Gutiérrez, quien falleció el pasado mes de febrero. Los organizadores de Bideoaldia quieren rendir homenaje al que fuera primer profesor de audiovisuales y gran dinamizador del taller de vídeo de Larrotxene.

El director de Acción Cultural de Donostia Kultura, Jon Aizpurua, que ejerció de primer director del C.C. Larrotxene, entregará un premio a Peio Gutiérrez, hijo de Juanmi y profesor también de Larrotxene Bideo. De igual modo, aprovecharán el encuentro para presentar oficialmente el acuerdo de colaboración suscrito entre Donostia Kultura y el Centro Superior de Música del País Vasco (Musikene).

«Se han formalizado ahora las colaboraciones que ambas entidades llevábamos haciendo desde 2014. Alumnos de Larrotxene Bideo crean piezas audiovisuales para promocionar eventos y actividades de Musikene (actuaciones, visitas, cursos...) y alumnos de Larrotxene componen e interpretan bandas sonoras para sus trabajos», detalla Guerra.

«Energías creativas»

Más de 200 alumnos han participado en los cursos 2018-2019 de Larrotxene Bideo. Se oferta formación especializada en guión, producción, imagen y sonido o nuevos formatos audiovisuales combinada con 'talleres de autor' donde participan profesionales de renombre como Pablo Malo o Michel Gaztambide.

«Al ser cursos de corta duración, los alumnos pueden realizar varios a lo largo del año completando sus conocimientos en diferentes áreas. Si alguien se apuntara a todos los talleres que se ofertan tendría formación suficiente para crear su propio cortometraje», comenta Guerra.

Por su parte, el responsable del Departamento de Narrativas Digitales de Larrotxene Bideo, Jon Sánchez, califica a los alumnos de «energías creativas», por ser gente muy dispar en edad y formación que acude a los cursos con gran interés y motivación, y a los profesores de «dinamizadores» de estas comunidades de alumnos.

Asimismo, coincide con su compañero en destacar que una de las principales funciones del taller se centra en la narrativa. «La tecnología para crear trabajos audiovisuales es cada vez más accesibles a las personas. Se pueden crear cortos y formatos digitales con el móvil y programas sencillos de ordenador. Por eso, nuestro trabajo se centra en la alfabetización audiovisual, especialmente, en el por qué y cómo contar historia. Funcionamos como asesores de estilos narrativos», comentan ambos profesionales.