Cuatro mujeres han utilizado este fin de semana las paradas a demanda de Dbus

Cuatro mujeres han utilizado este fin de semana el servicio de paradas a la demanda de Dbus que se puso en marcha el pasado viernes en todas las líneas búho de la compañía. Concretamente, la noche de viernes a sábado, una mujer utilizó este servicio en la línea B1-Benta Berri-Berio-Añorga para apearse en la zona de Añorga-Errotazar; dos mujeres la solicitaron en la línea B8-Miraconcha-Benta Berri-Seminario, una de ellas para bajarse en la zona del Camino de los Pinos y la otra en la zona de Portuene. Por último, una mujer que viajaba en la línea B9-Amara-Errondo-Puio se apeó en el Alto de Errondo. La concejala de Movilidad, Pilar Arana, apunta que este sistema «se implementó por primera vez el pasado junio en la línea B8 y durante el primer fin de semana no se registró ninguna solicitud, por lo que en comparación con estos datos se podría decir que están incrementando las paradas a la demanda». Asimismo, Arana subraya que este sistema «pretende que las mujeres vuelvan a sus casas más seguras. Estoy convencida de que se utilizará cada vez más, a medida que se vaya conociendo», añade la edil jeltzale. El servicio permite solicitar en determinados tramos de las líneas nocturnas la bajada entre paradas oficiales del recorrido. Únicamente puede ser solicitado por mujeres y menores de 18 años en estos servicios que se prestan los viernes, sábados, vísperas de festivo.