El cine como forma de autoconocimiento

Alberto Barrenechea, psicólogo y psicoanalista que participa en el ciclo Cine y Psicoanálisis, en su consulta./LUIS MICHELENA
Alberto Barrenechea, psicólogo y psicoanalista que participa en el ciclo Cine y Psicoanálisis, en su consulta. / LUIS MICHELENA

Se comentarán nueve películas que tratan distintos aspectos del tema general de este año, 'Las diferentes caras de la violencia'. La séptima edición del ciclo de Cine y Psicoanálisis comienza el viernes 26 en el Colegio de Psicólogos

CRISTINA TURRAUSAN SEBASTIÁN.

Alberto Barrenechea ha elegido la película 'Langosta' para hablar de 'Convenciones y violencia social' dentro del ciclo de Cine y Psicoanálisis que arranca este mes en Donostia, organizado por el Centro Psicoanalítico del Norte. Este psicólogo y psiquiatra considera que el filme del griego Yorgos Lanthimos es un filme inquietante «por el entorno social que rodea a los personajes». Sus reflexiones las presentará el viernes 30 de noviembre, dentro de este ciclo que cumple en esta edición su séptimo cumpleaños. Se desarrolla en el Colegio Oficial de Psicólogos de Gipuzkoa, en la calle José Arana, 15, bajo, y parte de la idea del cine como terapia o como forma de autoconocimiento. En esta ocasión el ciclo lleva por título 'Las diferentes caras de la violencia'.

El cine nos ayuda a saber más de nosotros mismos. ¿Qué enseñanzas nos puede traer un filme como 'Langosta'? «Aunque un poco claustrofóbica, la película es un canto a la vida», explica Barrenechea. «En ella encontramos, aunque llevado al extremo, una sociedad que sabe lo que 'debe ser', lo que es bueno y lo que es malo. Pero en el terreno del amor y de las relaciones íntimas no deja libertad al individuo. Tanto las autoridades como los revolucionarios que se oponen el régimen son implacables en sus ideas y métodos. Veo en ella una crítica a la presión que la sociedad ejerce sobre el individuo. Sobre todo veo el sufrimiento que muchos ciudadanos viven en el día a día por las exigencias, muchas veces inconscientes, de 'instancias' superiores como son los padres, educadores y autoridades. Algunas veces, el individuo interioriza una 'ley' protectora o amorosa, pero otras, lo que interioriza es una ley sádica y persecutoria, que se vuelve contra él y que no le permite disfrutar de la vida».

Los ciclos

Cine y Psicoanálisis
Lugar
En el Colegio Oficial de Psicólogos de Gipuzkoa.
Conferencias en la UPV
10 de noviembre
'El acceso a la feminidad en la adolescencia y tópicos de hoy'. Margarita Amigo.
26 de enero
'Cuerpo y masculinidad'. Sabin Aduriz Ugarte.
23 de marzo
'Función paterna y masculinidad'. Antón del Olmo.
25 de mayo
'Lo femenino y la clínica psicoanalítica'. Silvia Cantis.
De 10 a 14 h
En la Facultad de Psicología. Colabora el Dto. de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico. Entrada libre.

¿Por qué el título de 'Las diferentes caras de la violencia'? «El ser humano vive inmerso en una sociedad y debe atenerse a unas normas, respetar unas reglas para poder ser aceptado, querido y así poder quererse y tener autoestima. Por otro lado, están sus pulsiones agresivas y sexuales que chocan con las pautas sociales. Este choque origina una gran insatisfacción y a veces una violencia, que se muestra en la queja del individuo y en el propio sistema.

«Educar a los hijos es difícil ya que despiertan aspectos infantiles de nuestro inconsciente»

«A veces la violencia no es exterior, sino que está dentro del sujeto y le puede llevar a enfermar»

La infancia nos marca. «Nuestra primera infancia, lo que vivimos en los primeros años de nuestra vida, determina nuestra manera de ver el mundo y de situarnos con respecto al otro. La violencia entre iguales, entre padres e hijos, en la pareja, entre humanos está ahí. Y cuando no hay violencia exterior, la hay en el interior del sujeto, lo que a veces le lleva a enfermar por el conflicto, la culpa, la tristeza e incluso el odio hacia sí mismo».

Educar a los hijos es difícil. «Lo es porque en la relación con ellos se nos despiertan cantidad de aspectos infantiles escondidos en nuestro inconsciente. Y nuestras conductas impulsivas o agresivas, a veces cuando estamos cansados, son un modelo de funcionamiento para ellos. Cada vez que 'perdemos los papeles', estamos invitando al niño a que haga eso mismo en un momentos de frustración».

Las conferencias

El ciclo incluye 9 conferencias, una por mes y vinculada cada una a una película. Las sesiones se celebran los viernes, de 19.00 a 21.00 horas, y la película se ve previamente, cada asistente por su cuenta. Tras la charla hay un coloquio entre los asistentes. Comienza el día 26 de este mes en torno al filme 'El hilo invisible' (Paul Thomas Anderson, 2017). Se hablará de 'La violenta lucha entre individuo y pareja en la relación amorosa'. La charla irá a cargo de Fernando Frades .

El 30 de noviembre se debatirá sobre 'Langosta' y el 14 de diciembre, sobre 'Abril despedaçado' (Detrás del sol) (Walter Salles, 2001), con la charla 'Violencia transgeneracional', a cargo de Begoña Pumar.

El 18 de enero llega con Antes de que el Diablo lo sepa tú estás muerto' (Sidney Lumet, 2007) y la charla 'Violencia y funcionamiento de crisis', por José Luis Gutiérrez. El 15 de febrero, 'Mystic River' (Clint Eastwood, 2003) y 'Violencia en la infancia', a cargo de Yolanda Irulegui.

En marzo, día 15, la película invitada es 'Relatos Salvajes' (Damián Szifrón, 2014), que llevará a la charla 'La frontera entre la civilización y la barbarie', por Mª Luz Torres. El 5 de abril, 'Gran Torino' (Clint Eastwood, 2008) y 'Violencia y los grupos. Cuando el grupo se convierte en masa', por Antón del Olmo.

El mes de mayo, el día 17, llega con 'La Ola' (Dennis Gansel, 2008) y 'La violencia y los grupos. Cuando el grupo se convierte en masa', a cargo de José Boyra. El 14 de junio se dedicará al premiado filme 'El insulto' (Ziad Doueiri, 2017) con la charla 'El odio, sus secuelas y el trabajo de integración desde el psicoanálisis', a cargo de Soledad Oraá.

Las personas interesadas pueden contactar con Begoña Pumar en begopumar@yahoo.es o llamando al teléfono 670900727. El coste de la matrícula es de 150 euros.

El centro Psicoanalítico del Norte organiza además un ciclo de conferencias en la UPV/EHU con entrada libre.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos