Cinco beneficiarios de VPO de Donostia podrían perder el piso por alquilarlo a turistas

Cinco beneficiarios de VPO de Donostia podrían perder el piso por alquilarlo a turistas

Se enfrentan a multas que podrían oscilar entre los 3.000 y los 20.000 euros

EL DIARIO VASCO

Los beneficiarios de cinco viviendas de protección oficial (VPO) municipales en régimen de alquiler podrían perderlas en caso de que prosperen los expedientes sancionadores que les ha incoado el Ayuntamiento de San Sebastián por ofrecer estos pisos de carácter público para su arrendamiento o intercambio en portales turísticos de internet.

El concejal de Urbanismo y Vivienda, Enrique Ramos, y el gerente de la sociedad municipal Etxegintza, Rafa Farias, han hecho este anuncio este miércoles en una rueda de prensa. Han desvelado que estas cinco VPO infractoras de la normativa municipal y autonómica han sido detectadas gracias a la colaboración de los vecinos, en uno de los casos, y a la labor de investigación en internet realizada por los técnicos municipales en el resto.

Los afectados, que se unen a otros dos casos similares que ya fueron sancionados económicamente y privados del uso de las viviendas el año pasado, se enfrentan a multas que podrían oscilar entre los 3.000 y los 20.000 euros, en función de la gravedad, la reiteración, el número de veces que han subarrendado los pisos y el lucro obtenido, entre otros factores.

Las VPO han sido localizadas en las zonas de Altza (2), Intxaurrondo, Riberas de Loiola e Illarra

Ramos y Farias han desvelado además que, en caso de que los expedientes abiertos prosperen, todos los incumplimientos concluirán con la resolución del contrato de alquiler, con lo que los beneficiarios de las VPO utilizadas de manera fraudulenta, localizadas en las zonas de Altza (2), Intxaurrondo, Riberas de Loiola e Illarra, se verán privados de ellas.

Durante la comparecencia, Ramos ha recordado que «el subarriendo irregular está tipificado como un incumplimiento grave de la Ley de Vivienda« del Gobierno Vasco . Además, ha insistido en que «una vez acreditada la infracción del expediente, además de la sanción, se considera incumplido el contrato de alquiler, por lo que se instará su resolución y la recuperación del inmueble».

Uno de los inmuebles se alquilaba por 30 euros por persona y noche, y tenía diferentes opiniones favorables de los usuarios en internet

El edil ha explicado que uno de los casos fue descubierto por los vecinos que denunciaron la existencia de mucho trasiego de personas en el portal y la presencia de coches con matrícula extranjera aparcados en el garaje, mientras que el resto fueron localizados por los técnicos de Etxegintza en el «peinado» de internet que realizan habitualmente.

Ha desvelado que una de los inmuebles se alquilaba por 25 euros por persona y noche y que tenía diferentes opiniones favorables de los usuarios en internet, al igual que otro de los pisos, que era ofrecido por 30 euros por persona y noche.

Un tercer inmueble estaba disponible para intercambios, y los dos restantes lo eran para intercambio o cesión turística en distintas páginas web. Se da la circunstancia, además, de que, cuando fue detectado, uno de los pisos había cubierto todas sus fechas para agosto y septiembre.

El concejal ha criticado con dureza este uso fraudulento del parque público de viviendas de alquiler, integrado en San Sebastián por cerca de 2.000 pisos, una conducta que ha calificado no solo de «irregular» e «ilegal», sino también como «inaceptable» e inadmisible«.

Farias ha destacado la dificultad de localizar estos pisos en internet, ya que los portales no proporcionan la identidad de los arrendatarios y la localización del inmueble que facilitan es tan sólo aproximada, mientras que las fotografías que acompañan a las ofertas son deliberadamente ambiguas.